Remedios caseros a base de aloe vera para la digestión lenta

A veces nos sentimos muy llenos o hinchados después de comer; pasamos una mala tarde, o peor, una mala noche. Esto es porque, por diferentes razones, sufrimos una digestión lenta y a los alimentos les cuesta mucho pasar por todo el proceso digestivo.

Si te pasa esto más veces de las que consideres normales, es mejor que le pongas atención e intentes solucionarlo con alguno de los siguientes remedios caseros con aloe vera.

Causas de una digestión lenta

remedios para la digestión lenta

Una digestión lenta puede tener diversas cusas, ya sea el tipo de metabolismo de la persona o bien por sufrir algún tipo de trastorno digestivo.

En el primer caso, lo único que podemos hacer es intentar adoptar unos hábitos de vida sanos y una dieta más equilibrada que contenga determinados alimentos que nos permitan acelerar nuestro metabolismo.

En el segundo de los casos la persona lo sabrá porque sufrirá algún tipo de molestia estomacal, como acidez, gases, hinchazón, estreñimiento, flatulencias, etc. Si se sufren estos síntomas de forma prolongada se debería visitar a un médico lo antes posible.

Aun así, la causa principal de una digestión lenta será, en la gran mayoría de los casos, nuestra alimentación. Muchas personas prestan poca atención al tipo de alimentos que consumen, algo que sin duda influye muchísimo en la salud y bienestar.

Existen determinados alimentos que podrían ser causa directa de una digestión lenta, por lo que debemos intentar evitar o reducir lo máximo su consumo si queremos conseguir acelerar el proceso de digestión y sentir un mayor bienestar. Algunos de estos alimentos son:

  • Alimentos con alto contenido en grasas saturadas
  • Alimentos producidos con harinas refinadas
  • Leche y sus derivados lácteos
  • Bebidas con gas y mucho azúcar
  • Bebidas alcohólicas

Remedios caseros para la digestión lenta a base de aloe vera

remedios caseros con aloe vera

Seguro que ya conoces los muchos beneficios que nos aporta la planta de aloe vera. Entre estos destaca su capacidad para combatir las digestiones lentas, así como muchos otros problemas que puedan afectar al estómago o al intestino.

Por esto, tomar remedios caseros que contengan aloe vera entre sus ingredientes va a ser siempre una gran opción natural para volver a equilibrar las funciones de nuestro sistema gastrointestinal y sentir un mayor bienestar a la hora de hacer la digestión.

A continuación, os dejamos con 4 remedios naturales que puedes preparar tú mismo/a en casa con gel de aloe vera y otros ingredientes naturales:

1.     Aloe vera, jengibre y limón

Tanto el jengibre como el limón son dos ingredientes naturales que tienen increíbles propiedades digestivas; por lo que, junto al aloe vera, son la combinación perfecta para acelerar el metabolismo y la digestión.

Además, también van de maravilla para equilibrar los niveles de pH y eliminar los excesos de acidez estomacal.

Nuestra recomendación es que lo tomes antes de las comidas, ya que así nuestro sistema digestivo estará preparado para digerir mejor los alimentos que comamos.

jengibre y limón

Para preparar este remedio necesitas:

  • 30g de gel de aloe vera (dos cucharadas).
  • 1 limón exprimido.
  • 15g de jengibre en polvo (una cucharada).
  • 400ml de agua (dos vasos).

Preparación del remedio:

  1. Mezcla bien el aloe vera, el jugo de limón, el jengibre y el agua con un batidor.
  2. Una vez esté bien mezclado, pásalo por un colador.
  3. Prueba su sabor y, si lo prefieres, endúlzalo un poco con miel.
  4. Disfrútalo.

2.     Aloe vera, piña y papaya

Un remedio casero en el que se incluya la piña y la papaya también puede ser una gran solución para tratar problemas de digestión lenta, ya que son dos frutas que contienen una buena cantidad de enzimas, nutrientes que tienen propiedades antiinflamatorias y digestivas. Funcionan muy bien para mejorar la digestión de proteínas, que son un tipo de nutriente que a veces nos cuesta más digerir.

Será un gran remedio para todas aquellas personas que sufren de indigestión o de digestión lenta tras comer carne u otros alimentos ricos en proteínas.

Recomendamos tomarlo una media hora antes de la comida para que el cuerpo tenga tiempo de aprovechar el remedio para mejorar la digestión.

piña y papaya

Para preparar este remedio necesitas:

  • 30g de gel de aloe vera (dos cucharadas).
  • 150g de piña fresca cortada en trozos pequeños.
  • 150g de papaya fresca cortada en trozos pequeños.
  • 200ml de agua (un vaso)

Preparación del remedio:

  1. Tritura y mezcla bien los ingredientes con una batidora hasta obtener una crema uniforme y sin trozos.
  2. Pásalo por un colador para eliminar los restos de hilos de la piña.
  3. Añádele unos hielos para tener una bebida fresca de verano.
  4. Disfruta de un sabroso y dulce batido.

3.     Aloe vera y hojas frescas de menta

Las hojas frescas de menta, además de ser muy beneficiosas para muchas otras funciones, tiene potentes propiedades que benefician la digestión y las funciones del hígado. Va muy bien para casos en los que se tienen flatulencias o excesos de mucosa intestinal. También evita que tengamos mal aliento como consecuencia de comer determinados alimentos.

Sin duda, un remedio que nos ayudará contra las digestiones pesadas o lentas y nos hará sentir mucho mejor.

infusión menta

Para preparar este remedio necesitas:

  • 45g de gel de aloe vera (tres cucharadas).
  • Unas 10 hojas frescas de menta.
  • 400ml de agua (dos vasos)

Preparación del remedio:

  1. Pasar todos los ingredientes por la batidora hasta que las hojas queden bien trituradas y bien mezcladas con el gel y el agua.
  2. Pruébalo y échale un poco de miel o estevia a tu gusto si lo consideras necesario.
  3. Disfrútalo y olvídate de las digestiones lentas.

4.     Aloe vera, avena y canela

Este remedio puede venirnos muy bien para suavizar y calmar el tracto digestivo, al mismo tiempo que estimula las digestiones lentas. Puede ser una gran forma de empezar al día bebiéndolo para desayunar.

bebida de avena y canela

Para preparar este remedio necesitas:

  • 15g de gel de aloe vera (una cucharada).
  • 20g de copos de avena (dos cucharadas).
  • 5g de canela en polvo (una cucharada pequeña).
  • 200ml de agua (un vaso)

Preparación del remedio:

  1. Batir todos los ingredientes durante un rato hasta que tengas una mezcla uniforme de un color amarillento.
  2. Pásalo por un colador para eliminar restos.
  3. Prueba su sabor y añádele un poco de miel si lo encuentras necesario.
  4. Ya puedes disfrutar de este remedio y olvidarte de las digestiones lentas.

Deja un comentario