Los mejores trucos y remedios caseros para quitar el hipo

¿Quién no ha tenido un ataque de hipo alguna vez y le ha molestado durante un buen rato sin saber cómo quitárselo?

El hipo es un molesto síntoma que aparece cuando el diafragma se contrae una y otra vez de forma involuntaria, generando un flujo de aire que provoca ese sonido tan característico al pasar por nuestras cuerdas vocales.

diafragma

El hipo puede generarse por varias razones, entre las que destacan las siguientes:

  • Comer demasiado y muy rápido
  • Beber refrescos con gas o con alcohol
  • Comer alimentos picantes
  • Cambios repentinos de temperatura
  • Tener un ataque de risa

En la mayoría de los casos el hipo suele desparecer por si mismo en unos pocos minutos, aunque en determinadas ocasiones se queda molestando durante un buen rato, haciendo imposible no soltar un “hip” cada vez que intentas hablar.

Aunque se dice que el mejor truco para quitar el hipo es ocupar tu mente con otra tarea, hay veces que se hace muy difícil no pensar en él por lo molesto que puede resultar, por eso aquí os dejamos una serie de trucos y remedios caseros que funcionan de maravilla para terminar con ese “hip” tan molesto.

Trucos que funcionan para acabar con el hipo

Existen diversos trucos que puedes realizar mediante la respiración y que afectan directamente al diafragma, lo cual hace que desparezca el hipo.

Aquí os dejamos con algunos de ellos, aunque existen muchos otros:

1.     Contener la respiración

contener la respiración

Contener la respiración ha sido desde siempre uno de los trucos más populares y más utilizados para quitar el hipo. Es el truco que siempre nos han recomendado nuestros abuelos y su eficacia tiene su lógica ya que está directamente relacionada con el uso del diafragma.

Es suficiente con que aguantes unos 20 segundos sin respirar, a la vez que tumbas la cabeza hacia arriba (mirando al techo). Una vez pasado el tiempo, exhala el aire muy lentamente.

No te preocupes si la primera vez que lo hagas no desaparece el hipo; vuelve a intentarlo y verás como finalmente desaparece.

2.     Tapar los oídos y beber con una pajita

Este también es un truco bastante conocido. Aunque no se sabe muy bien por qué, tapar las orejas al mismo tiempo que bebes agua con una pajita suele funcionar muy bien para terminar con el hipo.

Si en el momento que te pega el hipo no dispones de agua o pajita, puedes realizar el mismo truco de taparte las orejas mientras respiras por la boca, inhalando y exhalando todo el aire que puedas hasta que tu cuerpo te obligue a inhalar de nuevo.

3.     Respirar dentro de una bolsa de papel

Este truco es bastante conocido por su uso en los casos en los que se sufren mareos. Lo que no se sabe tanto es que también puede usarse para acabar con el hipo.

Debes colocar una bolsa de papel entorno a la boca y la nariz (con la nariz dentro de la bolsa) e inhalar y exhalar unas 15 veces todo lo rápido que puedas. Seguidamente te apartas la bolsa y respiras con normalidad.

Si no funciona a la primera puedes intentarlo de nuevo.

4.     Estirar el diafragma

Este truco puede resultar muy efectivo ya que actúa directamente en el foco del problema.

Debes inhalar aire por la nariz muy suavemente hasta que no puedas inhalar más, intentando expandir la respiración hacia el abdomen. Cuando no puedas inhalar más, aguanta unos 20 segundos y suelta todo el aire lentamente. Así conseguirás que el diafragma se extienda y deje de contraerse, lo cual causa el hipo.

Aconsejamos realizar este truco sentado en una silla, ya que forzar el diafragma puede causar mareos por algunos segundos.

5.     Simular la respiración

Otro de los trucos que pueden hacer desaparecer el hipo es simular la respiración, haciendo creer al diafragma que vas a respirar, cuando realmente no vas a hacerlo.

Para conseguir ese efecto, inhala todo el aire que puedas y tápate la boca y la nariz. Ahora haz como si fueras a respirar, pero sin dejar que entre o salga aire de tu cuerpo. Así consigues activar el diafragma y hacer que deje de producir hipo.

6.     Tragar aire hasta eructar

Aunque no suele ser una práctica muy recomendable cuando estás en público, sí lo es para terminar definitivamente con el hipo. Por eso, te recomendamos que busques un lugar privado e intentes llevar a cabo este sencillo y efectivo truco.

Es tan simple como tragar aire varias veces seguidas hasta que este te pida que lo saques, el cual saldrá automáticamente en forma de eructo; la intensidad de este depende de cada persona, por lo que lo dejamos en tus manos.

Remedios caseros que harán desaparecer el hipo

Si los trucos que antes te hemos comentado no son suficientes para terminar con el hipo, te recomendamos que intentes probar alguno de los remedios caseros que te sugerimos a continuación:

1.     Comer una rodaja de limón

comer limón

El limón es un cítrico que produce una potente reacción en las pupilas gustativas, las cuales se activan y crean saliva. Esto hace que el diafragma se relaje y desparezca el hipo en la mayoría de los casos.

También puedes conseguir el mismo efecto bebiendo jugo de limón exprimido.

2.     Comer una cucharada de algo muy dulce

Comer una cucharada de algún alimento muy dulce provocará el mismo efecto que antes hemos comentado.

Además, mejor si es una cucharada de manteca de almendras, de miel, de azúcar o de Nutella, ya que tus papilas gustativas tendrán bastante trabajo y necesitarás bastante saliva para diluirlo bien antes de tragarlo.

3.     Beber 10 sorbos de agua

Este también es uno de los remedios más populares para quitar el hipo. Es tan sencillo como beber 10 sorbos de agua de forma seguida y sin respirar.

Si esto no te sirve, puedes probar de beber unos cuantos sorbos de agua mientras estas tumbado boca arriba. Es un poco complicado beber boca arriba, pero es suficiente con que bebas 2 o 3 sorbos, intentando que no se te caiga. Funciona muy bien.

4.     Beber agua muy fría o chupar un hielo

Otro de los remedios contra el hipo que funcionan y que puedes probar de forma muy sencilla es beber un sorbo de agua muy fría. El cambio de temperatura provoca un “shock” en el diafragma y hace que se deje contraer.

Si con un sorbo no es suficiente, puedes tomar más hasta que desaparezca.

Chupar un hielo durante un rato puede provocar el mismo efecto, por lo que también es un buen remedio.

5.     Beber agua con vinagre

El vinagre, al igual que el limón, provocará un estímulo en las papilas gustativas que ayudará a que el diafragma deje de contraerse.

Si no puedes soportar beber un sorbo de vinagre, puedes mezclarlo con un poco de agua, aunque el efecto será menor.

6.     Beber una infusión de manzanilla

tomar manzanilla

Todos sabemos que la infusión de manzanilla es una de las más relajantes que existen y ayudan a calmar muchos estados de ansiedad, estrés y nerviosismo.

La manzanilla también es un potente relajante muscular, por lo que beber una infusión de esta planta ayudará mucho a que el diafragma se relaje y deje de contraerse.


Prueba estos trucos y remedios caseros para quitar el hipo y no dudes en comentar, tanto sobre tu experiencia con estos trucos como de otros trucos y remedios que conozcas y que no estén incluidos aquí.

Deja un comentario