Belleza, Bienestar

Elimina el cabello graso con estos aceites naturales

El cabello graso es causado cuando hay una producción mayor de sebo en las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. El sebo cumple la tarea de prevenir la humedad y mantener el cabello hidratado, pero cuando existe un exceso de sebo se genera esta anomalía.

La acumulación de sebo en los poros puede provocar caspa o la caída eventual del cabello. Por otra parte, El cabello graso puede afectar nuestra autoestima. Ya que nadie quiere lucir una cabellera que parezca sucia o sudada.

Una de las principales causas que puede conllevar a esta anomalía es la alimentación, una dieta rica en grasas o baja en algunas vitaminas trae como consecuencia el cabello graso, otra causa es el uso de algunos productos para el pelo que responden de una manera negativa tu pH natural, aunque lavarse el cabello muy frecuentemente también puede ser perjudicial.

También existen factores genéticos y hormonales que producen este efecto desagradable en el cabello. Las mujeres pueden sufrir cambios en sus hormonas debido a la pubertad, la menstruación o el embarazo que traen como consecuencia el cabello graso.

Pero para eliminar este desagradable problema, solo tendrás que invertir en algunos aceites naturales ya que se ha demostrado que sus propiedades son las indicadas para restablecer la condición normal del cabello.

Los aceites más usados para tratar el cabello incluyen: El aceite de lavanda, el aceite esencial de árbol de té, de limón, menta, pomelo, romero, sándalo, eucalipto, entre otros.

Pero si quieres conseguir una fórmula perfecta que le dé a tu cabello una limpieza profunda, y darle a tu cabello más brillo y un aspecto mucho más saludable tienes seguir las recetas que te daremos a continuación.

Aceite esencial de limón

Este aceite contiene propiedades astringentes, las cuales serán de mucha ayuda para limpiar tu cabello de cualquier impureza como la caspa y grasa. También le agregará un brillo extra a tu cabello y un olor refrescante.

Cómo aplicarlo:

  1. Calienta agua hasta temperatura tibia
  2. Agrega una cucharada de aceite esencial de limón
  3. Revuelve los ingredientes hasta que se diluyan bien
  4. Aplica la mezcla por todo tu cabello, el cual debe estar húmedo previamente
  5. Masajea suavemente de forma circular tu cuero cabelludo
  6. Deja la mezcla reposar por unos minutos en tu cabello
  7. Retírala con abundante agua tibia

 Aceite esencial de menta

La hoja de menta posee elementos naturales muy beneficiosos para el cabello, contiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que te ayudarán a eliminar toda la suciedad de tu cabello, alejando la caspa y la grasa. Por otra parte, el mentol, componente principal del aceite esencial de menta es ideal para mejorar el flujo sanguíneo, lo que ayuda a evitar la caída de cabello

Cómo aplicarlo:

  1. Agrega unas pocas gotas de aceite a tu champú, intenta que nunca sean más de 5 ya que puede causarte irritación
  2. Revuelve bien la mezcla
  3. Aplícalo en tu cabello haciendo movimientos circulares
  4. Deja reposar la mezcla al menos 5 minutos
  5. Retíralo con agua caliente

Aceite esencial de lavanda

Las propiedades antisépticas de este aceite son perfectas para balancear el pH natural de tu cuero cabelludo, lo que regulará el funcionamiento de las glándulas sebáceas evitando el exceso de grasa. Por otra parte, el aceite de lavanda también ayuda a prevenir la caída del cabello y a reducir la caspa, además que su aroma es un conocido relajante.

Cómo aplicarlo:

  1. Mezcla 15 gotas de aceite con 1 cucharada de aceite de almendras y 1 cucharada de aceite de oliva
  2. Calienta la mezcla 10 segundos en el microondas
  3. Aplícala sobre tu cuero cabelludo haciendo masajes circulares
  4. Deja la mezcla reposar por al menos una hora en tu cabello envuelto en una toalla
  5. Enjuaga tu cabello como lo haces habitualmente

Con estas tres recetas te aseguramos que tu cabello obtendrá un brillo saludable y no tendrás que preocuparte por la caspa o la perdida de él. Te recomendamos aplicar estos tratamientos de noche, luego de lavarte el pelo, para que lo hagas con paciencia y sin apuros.

También podría gustarte

Deja un comentario