Bienestar

Como mantenerse saludable durante las vacaciones

Las vacaciones son ese tiempo del año que todos, sin importar cuan grande o pequeño seamos, esperamos con ansias. Pero, ¿Por qué algunos nos enfermamos en estos preciados meses? Si te ha pasado la incomoda situación de enfermarte justo en esos días donde deberías haber disfrutado de la playa y el sol, entonces quédate para conocer los mejores consejos para mantenerte saludable durante las vacaciones.

Mantenerse hidratado:

Puede sonar repetitivo pero, entre la playa, los juegos, los paseos y demás actividades vacacionales, a veces olvidamos una de las cosas más importantes del cuidado diario: tomar agua. Las altas temperaturas y las constantes actividades que hacemos durante estos días libres nos hace perder mucho más liquido y minerales que en un día normal.

Lo menos que quieres en tus vacaciones es una visita al hospital por deshidratación por ello, lleva siempre una botella de agua contigo y consume al menos dos litros del liquido por día. Además puedes aprovechar para refrescarte consumiendo frutas como la sandía, tomando zumos, compotas frías, sorbetes de frutas naturales e incluso bebidas isotónicas, como la refrescante y tropical agua de coco.

Vigila lo que consumes:

Entre paseo y paseo o aprovechando los días lejos de la rutina, tendemos a alejarnos de nuestros hábitos alimenticios diarios y el estomago pasa factura. Malestar estomacal, gastroenteritis, indigestión, vómitos e inclusive un infección estomacal nos pueden arruinar las vacaciones, por ello, no te alejes mucho de tu dieta diaria, trata de comprar alimentos naturales y que puedas preparar tu mismo y limita la cantidad de comidas que consumirás en la calle.

Otro punto para evitar enfermarnos de estomago en estos días de diversión es vigilar muy bien la higiene y el estado de los alimentos y el agua que vayamos a consumir. Siempre ten cuidado con el trato que le dan a los alimentos que te sirven y trata de consumir agua embotellada, de preferencia que abras tu mismo antes de consumirla.

Cuídate del sol:

Muchas veces se nos pasan las horas bajo el sol y olvidamos por completo protegernos, resultando en molestas y dolorosas quemaduras, insolaciones e incluso golpes de calor por la exposición solar. Para evitar esto recuerda siempre aplicarte una buena capa de protector solar de al menos factor 50 unos treinta minutos antes de exponerte al sol. Una vez en la playa, aplica de nuevo el bloqueador cada dos horas, especialmente si entraste al agua. También puedes limitar el tiempo en que estás expuesto, resguardandote bajo la sombrilla o utilizando accesorios veraniegos como un sombrero o una gorra.

Revisa el plan de vacunas:

Algunos destinos exigen que estés vacunado contra enfermedades como la gripe, dengue, hepatitis, tétanos, difteria, fiebre amarilla o polio y son de carácter obligatorio para entrar a determinados países. Unos meses antes de tu viaje es recomendable que averigües si el destino que escogiste tiene alguna vacuna como exigencia y revises el plan de vacunación disponible en tu país,puesto que la mayoría de estas vacunas resulta ser gratis. No vacunarte te expone a ti y a los locales a contraer enfermedades que no son comunes en sus países originarios, trayéndole muchas complicaciones a tu viaje de ensueño.

Cuídate de los mosquitos:

Los mosquitos son transmisores de enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla, por lo cual protegerse de ellos es vital para nuestra salud. El repelente para mosquitos debe aplicarse siempre en la piel evitando su contacto con los ojos y demás mucosas del cuerpo. Si estamos utilizando protector solar, el repelente debe ir justo después de este. Si queremos optar por una versión natural, los aceites de soja y de ecualipto brindan una gran protección contra estos indeseados insectos.

Con estos simples consejos esperamos que tus días de descanso estén lejos de cualquier afección contra tu salud para que puedas disfrutar de tus merecidas vacaciones.

Deja un comentario