7 razones por las que debes comer más espárragos

Los espárragos, o Asparagus officinalis, son una planta comestible proveniente de la familia de las liliáceas y que podemos encontrar de varios colores: verde, blanco o morado.

Cada tipo tiene algunas propiedades distintas, pero todas coinciden en que son un alimento super nutritivo y con bajas calorías. Además, su sabor es delicioso, hace que prácticamente se puede combinar con cualquier plato.

Si aún no conoces todos los beneficios que nos aportan los espárragos o no consumes muy a menudo, este artículo es para ti. En él te explicaremos los 7 principales beneficios del espárrago y te daremos 7 razones por las que deberías empezar a comer más.

espárragos

1.     Nos aporta un montón de nutrientes y muy pocas calorías

Los espárragos son un alimento con un perfil de nutrientes muy completo, incluyendo una buena cantidad de vitaminas, proteínas, minerales y fibra.

Por cada 100 gramos de espárragos, entre muchos otros nutrientes (fuente), destacan los siguientes:

  • Vitamina A: 20% de la ingesta diaria recomendada (IDR).
  • Vitamina C: 13% de la IDR.
  • Vitamina B6: 37% de la IDR.
  • Vitamina E: 7% de la IDR.
  • Vitamina K: 63% de la IDR.
  • Proteínas: 5% de la IDR.
  • Fibra dietética: 8% de la IDR.
  • Folato: 37% de la IDR.
  • Potasio: 6% de la IDR.
  • Fósforo: 5% de la IDR.
  • Manganeso: 8% de la IDR.

Además, contienen un porcentaje bajo de calorías; aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos. De estas calorías, un 65% son carbohidratos, un 27% proteínas y un 8% grasas.

Por lo tanto, podemos confirmar la riqueza nutricional de los espárragos, destacando que es un alimento con baja grasa saturada y casi nulo colesterol, al mismo tiempo que es una potente fuente de vitaminas (A, B6, C, E, K, etc.), proteínas, fibra dietética, hierro, fósforo, potasio, cobre, selenio y manganeso.

2.     Son una gran fuente de antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas que actúan protegiendo al resto de células de nuestro cuerpo de los efectos perjudiciales de los radicales libres y de lo que se conoce como estrés oxidativo, que no es más que el proceso de envejecimiento de las células, pero también la inflamación de estás y otras enfermedades que puedan desarrollarse por cupla de su oxidación.

Los espárragos son una fuente muy rica en antioxidantes, al igual que la mayoría de las verduras de color verde. Esto sobre todo es gracias a los pigmentos que le dan este color y que tienen potentes propiedades antioxidantes. Además, debes saber que los espárragos color morado aun funcionan mejor como antioxidante.

Pero estos no es todo, ya que en los espárragos también encontramos un elevado contenido en flavonoides, quercetina, isorhamnetin y kaempferol. Según los estudios, estas sustancias antioxidantes funcionan muy bien para regular la presión arterial, como antiinflamatorios, antivirales y anticancerígenos.

diferentes tipos de espárragos

3.     Promueven una buena salud digestiva

Gracias a la fibra dietética que contienen, los espárragos son un alimento maravilloso que favorecen la salud del sistema digestivo.

Por cada 100 gramos de espárragos, consumimos 2g de este tipo de fibra, lo que supone un 8% de la ingesta diaria recomendada (IDR).

Los expertos aseguran que una alimentación rica en fibra dietética proveniente de frutas y verduras puede ayudarnos a regular la presión arterial y a prevenir así posibles enfermedades cardíacas y otras como la diabetes.

En los espárragos encontramos tanto fibra soluble como fibra insoluble, aunque esta segunda en más proporción. La fibra soluble es se disuelve fácilmente en el agua y crea una especie de gel que ayuda al tracto digestivo de los alimentos. La fibra insoluble, por su parte, provoca que las heces sean más voluminosas y ayuda expulsarlas más regularmente; por eso es muy recomendable cuando tenemos problemas de estreñimiento.

4.     Ayudan a tener un embarazo más saludable

Los espárragos son una gran fuente de ácido fólico (vitamina B9), un nutriente esencial para la formación de glóbulos rojos y la producción de ADN para un correcto crecimiento y un desarrollo saludable.

Las mujeres embarazadas necesitan tomar más cantidad de este nutriente, sobre todo en las primeras etapas del embarazo, para asegurar que el bebé se desarrolla saludablemente.

Por eso, los espárragos sirven muy bien como fuente de este nutriente, ya que en una porción de 100 gramos nos proporciona el 37% de la ingesta diaria recomendada, un 24% de la IDR en el caso de mujeres embarazadas.

Comer alimentos que proporcionen ácido fólico, como los espárragos y otras verduras y frutas, durante el embarazo es muy necesario ya que ayudará a proteger el embarazo contra posibles defectos del tubo neural, lo cual podría suponer una buena variedad de complicaciones en el bebé, como dificultades de aprendizaje o discapacidades físicas.

comer más espárragos

5.     Disminuyen la presión arterial

La presión arterial es un problema que afecta a más de 1300 millones de personas en todo el mundo; y que, si se descuida, puede ser causa de enfermedades cardíacas e incluso accidentes cerebrovasculares.

Los especialistas recomiendan que para reducir la presión arterial se debe incrementar el consumo de potasio a la vez que se disminuye el consumo de sal. La sal es uno de los principales causantes de presión arterial alta, por lo que su consumo deber ser muy moderado o incluso nulo si sufrimos de este problema. El potasio, por su lado, ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos y a expulsar los excesos de sal a través de la orina.

Comer espárragos es una de las mejores formas de disminuir la presión arterial, ya que solo 100 gramos nos proporcionan hasta un 6% de la ingesta diaria recomendada, además de ser un alimento diurético que favorece la expulsión de sal por vía urinaria.

6.     Pueden ayudarte a bajar de peso

Los espárragos son un alimento muy bajo en calorías (solo 20 por cada 100g) y prácticamente nulo en colesterol; son muy ricos en fibra y están compuestos por agua en más de un 90%.

Estos datos nos indican que comer espárrago puede ayudarnos a perder peso de varias formas:

  • Por una parte, podemos comer todos los espárragos que queramos sin consumir apenas calorías.
  • Por otra, los especialistas aseguran que comer alimentos ricos en agua y bajos en calorías favorece a la pérdida de peso.
  • Finalmente, la fibra se asocia científicamente con un menor peso corporal y una buena forma para disminuir nuestro peso.

7.     Son un alimento muy simple de incluir en la dieta

plato de carne con espárragos

Si después de esto, sigues teniendo dudas de cómo vas a comer más espárragos, es que necesitas saber lo sencillo que es incluirlos en nuestros platos. Además, al ser tan deliciosos, son un alimento perfecto para acompañar casi cualquier cosa.

Tienes muchas formas de cocinar los espárragos: puedes hervirlos, cocinarlos al vapor, asarlos a la parrilla, asar y saltear o incluso freírlos.

También debes saber que puedes encontrar espárragos tanto enlatados como naturales, aunque siempre recomendamos los segundos si quieres gozar de todos los nutrientes originales.

Puedes utilizar los espárragos para realizar un montón de platos, como tortillas, ensaladas, salteados, salsas para pastas; o para acompañar un plato de carne o pescado.

Sea como sea, seguro que te encantarán y terminarás de convencerte.

Deja un comentario