5 mejores remedios caseros para aliviar la tos seca

La tos seca es un tipo de tos muy molesta que no viene acompañada de flema y que suele provocar irritación en el cuello y dolor en el pecho. Suele ser provocada, entre otras múltiples casusas, por un resfriado, una laringitis, una bronquitis o en personas que padecen de asma.

Debemos saber diferenciar si se trata de una tos aguda, que suele durar menos de 3 semanas, o de una tos crónica, que se alarga más de 3 semanas. En caso de que sea crónica, recomendamos que visite a su médico, ya que podría tratarse de un problema más serio.

Para aliviar la tos seca existen muchos remedios caseros que podemos preparar en casa sin la necesidad de tener que tomar ningún medicamento. En este artículo expondremos los 5 remedios caseros y naturales que mejor funcionan para combatir y aliviar las molestias de la tos seca de tipo aguda.

1.     Una taza de limón natural con miel

limon con miel para la tos seca

Como muchos ya sabréis, el limón y la miel suelen utilizarse de forma conjunta en muchos remedios caseros, como por ejemplo para aliviar el dolor de garganta. Esto es porque estos dos alimentos forman una brillante pareja con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, además de contener muchas vitaminas que ayudan al cuerpo a mejorarse más rápidamente.

Para preparar este remedio, simplemente tienes que exprimir un limón natural y añadirle una cucharada de miel. Además, si le añades un poco de agua caliente te ayudará más calmar la irritación.

Puedes beber limón con miel varias veces al día, aunque cuando mejor te ayudará es justo antes de acostarte.

2.     Ajo con aceite de oliva y tomillo

Otro de los remedios caseros que podemos preparar para calmar la tos seca es mezclar ajo con aceite de oliva y tomillo.

Por una parte, el ajo es uno de los alimentos que contiene más propiedades antibióticas naturales, lo que sin duda ayudará a la mejora del sistema respiratorio. Por otra, el aceite de oliva y el tomillo ayudarán a eliminar la irritación de la garganta.

Para preparar este remedio casero debemos pelar y trocear unos 10 dientes de ajo y colocarlos en un recipiente; a continuación, añade un par de ramas frescas de tomillo y una taza de aceite de oliva (unos 200ml). Deja reposar la mezcla durante un día entero y ya estará lista para que tomes una cucharada cada día en ayunas hasta que se termine. Con unos cuantos días de tomar este remedio natural, la tos mejorará e incluso desaparecerá.

3.     Respirar vapor de eucalipto

vapor de eucalipto para calmar la tos seca

Respirar vapor siempre viene bien para ayudar a la descongestión y a calmar la tos seca, ya sea vapor de agua o vapor de agua con algún otro acompañante, como por ejemplo el eucalipto.

El eucalipto contiene muchas propiedades que ayudarán a descongestionar el sistema respiratorio, por lo que se convierte en un gran aliado para combatir esta tos seca tan molesta.

Para preparar este remedio tienes que añadir unas cuantas hojas de eucalipto dentro de un recipiente con agua (con un litro es suficiente) y llevar a ebullición. Una vez haya hervido, respira el vapor que desprende el recipiente; colócate una toalla encima de la cabeza para no dejar que el vapor se escape por los lados.

También puedes añadir un poco de jugo de limón dentro del agua para potenciar el efecto del vapor.

4.     Remedio de cebolla con miel

cebolla con miel

Un buen remedio casero para aliviar la tos es el jugo de cebolla con miel. La cebolla es un alimento que contiene potentes propiedades antibacterianas y antibióticas, mientras que la miel tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias; por lo que la mezcla de estos dos ingredientes es totalmente efectiva para tratar la tos seca, sobre todo la que se presenta a la madrugada a causa de la bajada de temperatura.

Para preparar este remedio debes picar una cebolla y mezclarla con dos o tres cucharadas de miel dentro de un recipiente. A continuación, caliéntalo a fuego lento durante unos 15 minutos y ya estará listo para tomar una cucharada cada hora.

Otra forma de preparar este remedio es ahuecando una cebolla grande, es decir, hacerle un agujero y quitar gran parte del interior, de forma que quede un hueco en el que echaremos unas dos o tres cucharadas de miel.

Una vez echada la miel, lo dejamos reposar durante unas dos horas para que la cebolla suelte su jugo y se mezcle con la miel. Así ya tendremos el jugo listo y deberemos tomar una cucharada cada hora.

5.     Té de tomillo

té de tomillo

El tomillo es una planta que ayuda mucho a aliviar la tos. Numerosos estudios han demostrado que tomar una infusión de tomillo ayuda a relajar los músculos de la tráquea y a reducir la inflamación de esta.

Para preparar la infusión puedes utilizar las bolsas de té que venden en cualquier supermercado o tiendas especializadas, o bien prepararlo de forma casera directamente con la planta.

Para prepararlo tú mismo, machaca un poco de tomillo y añádelo en un vaso de agua hirviendo durante unos 5-10 minutos, luego pásalo por un colador y ya estará listo para tomar.

 

Estos son los cinco remedios caseros que mejor funcionan para aliviar y combatir la tos seca, aunque hay otros que también funcionan, como pueden ser: Un vaso de leche con miel, té de pimienta y miel, té de jengibre o incluso un baño de agua caliente.

Recuerda que estos remedios caseros funcionan en caso de padecer de tos de tipo aguda, es decir, la que no se prolonga más de 3 semanas. En caso de que la tos se alargue durante más tiempo, es recomendable que visite a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *