TUS OLLAS Y SARTENES QUEDARÁN COMO LOS MÍOS, RECIÉN COMPRADOS CON ESTE TRUCO DE MI MADRE. INCREÍBLE

Todos disfrutamos mucho de comer en familia ricos alimentos preparados con mucho amor. Sin duda nuestras madres y abuelas se esmeran en preparar esos ricos platos que tanto nos gustan.

Estos momentos sencillos, pero cargados de sentimientos son los que se quedarán para siempre en nuestra memoria. Por eso muchos dice que todo empieza con un rico plato de comida.

Una de las comidas más saludables son las que preparamos en casa. Solo así nos aseguramos de hacerla con ingredientes frescos y en buen estado. Sin embargo, esto tiene un precio: aparte de cocinarla, nuestras ollas y sartenes lo sufren. Con el paso de los días, los utensilios de nuestra cocina van perdiendo su brillo original. Finalmente terminan con una gran mancha en toda la base, producto de los alimentos que cocinamos.

Esto es algo que desagarrada a las mayorías de las amas de casa. En primer lugar, no les gusta porque sus utensilios empezarán a lucir muy feos. En segundo lugar, porque parece algo antihigiénico, aunque lo hayas dejado sin una pizca de suciedad. De ahí que muchas deseen eliminar esas molestas manchas de sus utensilios y dejarlos como nuevo.

Con este propósito, muchas industrias han fabricado productos de limpieza a base de químicos. Estos indiscutiblemente dejarán las ollas y sartenes brillantes y relucientes. El problema es que dichos productos ponen en riesgo la salud de nuestras manos y uñas. Por eso, muchas prefieren evitarlos a toda costa y buscan alternativas más seguras.

Si eres una de las que les huye a los productos químicos, te encantará terminar de leer este artículo. Aquí te mostraremos lo fácil que es eliminar las horribles manchas de los utensilios de tu cocina. Lo mejor de todo es que no gastarás mucho dinero ni pondrás en riesgo tu salud. presta atención a las siguientes instrucciones y mira cómo hacerlo fácilmente.

PROCEDIMIENTO:

Para comenzar, debes conseguir una bandeja grande donde entrarás la olla o el sartén que limpiarás. A continuación, agrega un poco de sal en la base sobre la mancha que deseas remover. Luego, añadirás tanto zumo de limón como sea necesario para humedecer toda la sal. Recuerda conservar la cascara de dicho fruto.

Cuando hayan pasado 4 horas, deberás frotar la cascara de limón sobre la mancha con mucha fuerza. Para finalizar, lava el utensilio con suficiente agua y jabón, frotándolo con una esponja. Con eso será más que suficiente para eliminar la mancha y hacerlo recuperar el brillo original. Verás que, si lo haces, tus utensilios de cocina quedarán como nuevos.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com/

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo