Todo lo que deberías saber sobre el prurito anal

Si bien el prurito anal puede responder a diferentes causas, una dieta e higiene adecuadas pueden ser fundamentales a la hora de evitarlo. Procura incluir fibra en tu alimentación.

hemorroides

Existe una posibilidad muy grande de no haber escuchado nunca hablar del prurito anal. No obstante, lo curioso del caso es que muchas personas lo han padecido.

De hecho,es mucho más común de lo creído.

El prurito anal

Si bien en términos médicos se denomina como prurito anal, esta denominación no suele ser muy común.

Entre las personas de a pie este se conoce como picazón anal o del ano.

De dicha forma se contextualiza un poco este molesto problema pero, ¿de qué se trata?

El prurito o la picazón anal, tal y como su nombre se indica, es una comezón que se presenta en la región o los alrededores del ano.

Esta suele causar enrojecimiento, hinchazón y, por supuesto, excesiva picazón.

Tanto hombres como mujeres pueden verse afectadas por este molesto padecimiento, aunque suelen ser ellos quienes presentan más problemas de esta índole.

Causas del prurito anal

Causas del prurito anal

Según la información médica sobre este problema, el prurito anal no está relacionado con deficiencias o enfermedades en el ano. Este es un síntoma de padecimientos propios de los tejidos cutáneos de la zona.

En ese orden de ideas, muchas pueden ser las causas de su aparición. A continuación algunas de las más considerables.

Irritación o alergia por sustancias químicas

Existe un gran número de químicos relacionados con la zona del ano. Muchos incluso llegan a ser desconocidos para las personas.

A pesar de lo anterior, diversos productos de higiene personal suelen incluir en su fabricación este tipo de componentes que pueden llegar a provocar reacciones alérgicas en los tejidos cutáneos.

Ejemplos claros de productos con contenido químico son:

  • Papel higiénico
  • Talcos medicinales
  • Jabones (íntimos y convencionales)
  • Perfumes
  • Cremas

Limpiarse con fuerza desmedida

Limpiarse con fuerza desmedida

La higiene es un factor fundamental del ser humano, en especial cuando se habla de la zona anal. Esta suele ensuciarse de sobremanera a la hora de ir al baño para expulsar las heces fecales.

Con respecto a esto, lo ideal es asearse a la perfección. El problema es que, en ocasiones, es tal la exageración que la higiene termina siendo nociva para la piel.

Al utilizar las manos y el papel higiénico se ejerce demasiada fuerza. Esto puede conllevar a lesiones e irritaciones por culpa de la fricción y culmina con prurito anal.

Mala higiene

En contraposición con el argumento anterior sobre la higiene, adoptar malos hábitos de limpieza con respecto al ano puede llegar a ocasionar diversos problemas.

Lo ideal es remover todos los excesos de heces fecales de la zona, claro está, con cuidado de no ejercer mucha presión.

La materia fecal, al no ser removida por completo se aloja en la apertura anal y esto, casi de inmediato, ocasiona la sensación de picazón o prurito.

No obstante, esta situación suele presentarse con mayor énfasis cuando el material excretado es líquido.

Dietas irritantes

Ingerir alimentos salados, picantes o dulces

Existen alimentos poco favorables al organismo. No obstante, estos dependen de cada persona, ya que, no a todos les afecta lo mismo.

Sin embargo, el ano sí puede verse irritado por algunos productos sin importar qué padecimientos presente cada individuo.

Algunos de los ingredientes que conviene evitar son:

  • Alimentos picantes o ácidos (pimienta de cayena, chiles, cítricos o tomates)
  • Bebidas con cafeína (refrescos, café o té)
  • Chocolate
  • Especias

Formas de combatir el prurito anal

Por suerte, existen algunas alternativas naturales para contrarrestar el prurito.

Ajo

Las propiedades antisépticas y antibacterianas de este ingrediente son perfectas para tratar la picazón de la región anal.

Podemos consumirlo directamente o incluirlo en nuestras recetas como condimento.

Aloe vera

Jugo de aloe vera

En el caso de la sábila, se habla de propiedades calmantes y suavizantes que contrarrestan el dolor, la inflamación y el prurito anal.

Asimismo, la aplicación de los cristales contribuye en el tratamiento de las hemorroides.

Visita este artículo: Controla las hemorroides con la dieta

Yogur

Cabe resaltar que no todos los tipos de yogur son aptos para tratar la comezón en el ano.

  • En este caso se recomienda el de origen natural con alto contenido de probióticos (bacterias saludables al organismo).
  • Dichos microorganismos favorecen el bienestar de la zona y combaten los problemas asociados con el prurito.
  • Para obtener sus beneficios podemos aplicar el yogur directamente o bien consumirlo (por lo menos, 2 tazas al día).

Fibra

Aumentar el consumo de fibra a través de la dieta contribuye al trabajo digestivo. De esta forma conseguiremos que las heces fecales no sean tan líquidas.

Con el pasar del tiempo, esto puede aportar en el tratamiento del prurito anal.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com/

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo