El regreso a casa con un bebe desconocido, cuando su esposa lo vio reacciono de forma impensable

Ayudar a los demás siempre ha sido el objetivo de la comunidad Paco County en Florida. Su objetivo es extenderle una mano a aquellos que no tienen un hogar. En esa misma localidad, el pastor Ronnie Stewart y su esposa Krystal fundación una iglesia.

Ellos querían hacer todo lo que estuviera a su alcance para ayudar a los pobladores de la localidad. En solo meses, y con la ayuda de la organización sin fines de lucro Metropolitan Ministries, su objetivo se estaba cumpliendo.

La iglesia aportaba 2 días a la semana alimentos para alrededor de 500 personas. También donaba ropa y otros artículos de higiene personal. Esto era algo que hacía muy felices tanto a Ronnie como a Krystal.

Un viernes, luego de finalizar su jornada de ayuda, Krystal vio a dos niños. Por su estatura concluyeron que debían tener entre 2 años y 7 meses cada uno. Ellos andaban por los alrededores de la iglesia, sin nadie que los acompañara. Eso le partió el corazón a Krystal, quien quería hacer algo por ellos.

Luego de investigar un poco, se dio cuenta que vivían con sus padres en una tienda de campaña cercana. Al saber esto, le dieron escalofríos, pues había informe de tormentas, por lo que una tienda de campaña no sería el mejor refugio.

Sin embargo, ella y su esposo sí irían a una cálida y confortable casa a descansar esa noche. Entonces Krystal dijo que no podía permitirse eso, así que puso manos a la obra.

Llevan a los niños a su casa

Krystal le propuso a su esposo que visitara a los padres de los niños, quienes estaban drogados. Entonces le sugirió que, como ellos no querían ir a un refugio, que les permitieran llevar a sus hijos hasta que la tormenta pasara. De ese modo, tendrían una cama caliente y un lugar seguro donde pasar la noche. Para sorpresa de la pareja, los padres aceptaron de inmediato aquella propuesta.

A medida que la tormenta se acercaba, la pareja quedaba impresionada por la forma de actuar de Dios. Él les había permitido darle un refugio aquella noche a estos dos pequeños niños desamparados. Estaban muy contentos de poder darle un lugar seguro donde protegerse de las inclemencias del tiempo.

Al día siguiente, ya era momento de regresar a los niños con sus padres. Cuando iban de camino a entregarlos, ambos rezaron de nuevo. En su oración pidieron que los niños pudieran hallar una familia que los cuidara y ayudara a crecer seguros. ¡Ellos no tenían ni idea de lo pronto que su oración sería respondida!

Al día siguiente, cuando salían de la iglesia, el pastor fue abordado por los padres de los niños y un trabajador social. Justo después de iniciar la conversación, los padres le mostraron algo que jamás imaginaron.

Se trataba de una orden judicial donde se les quitaba la custodia de los niños a sus padres. A fin de que sus hijos no fueran a parar a un refugio, los padres le pidieron al pastor hacerse cargo de ellos por un tiempo.

Deciden adoptar a los niños

Como la orden judicial entraba en efecto el mismo día, el pastor estaba obligado a responder inmediatamente. Él y su esposa felizmente aceptaron la propuesta, y tomaron al pequeño en sus brazos y al otro de la mano.

Cinco meses después, era momento de tomar otra gran decisión: lo adoptarían o los dejarían en un refugio. Luego de analizarlo bien, pensaron que Dios había cruzado sus vidas por una razón, así que los adoptaron.

La pareja recuerda lo que habían ocurrido un día antes de que llevaran a los niños a su casa y se echan a reír. Krystal estaba recién operada de una histerectomía, por comienzos de cáncer. Con mucha tristeza, Krystal le comentó a su esposo: “No más hijos para nosotros”.

No obstante, Dios tenía preparado para ellos una vida llena de sorpresas y oportunidades. Ellos les cambiarían la vida a dos niños de manera radical.

Sin dudas, esta historia toca el corazón hasta del más insensible de nosotros. Ver como con un simple acto de bondad se puede ayudar a muchas personas es algo maravilloso.

Tanto el pastor como su esposa quisieran hacer llegar su historia a la mayor cantidad de personas posibles. Así tal vez otros se animan a hacer el bien sin importar a quien. Por eso, ayúdalos a cumplir con su objetivo compartiendo esta historia en tus redes sociales.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo