“Perdóname, papá”: Un niño de 5 años pagó con su vida un zapato perdido

Esta terrible historia tuvo lugar en la ciudad de Catford, al sureste de Londres.

Todo comenzó con una situación completamente banal para un niño. Alex Malcolm, de cinco años, perdió su zapato derecho mientras jugaba.

Sin embargo, esta pequeñez enfureció a su padrastro. Los testigos dicen que el niño estaba muy asustado y que varias veces le pidió perdón, pero su padrastro lo atacó y comenzó a golpear al niño en la cabeza y el cuerpo.

El padrastro de Alex le infligió unos fuertes golpes a su hijastro, y cuando el chico perdió el conocimiento, simplemente lo puso en un banco.

Luego llamó a su esposa y le dijo que Alex se había quedado dormido. Se negó a llevárselo cargando, motivando su negación con el hecho de que el niño era demasiado pesado.

1

Después de algún tiempo, él pidió un taxi y puso al niño en el coche. En vez de llevar al niño inconsciente al hospital, se lo llevó a casa, diciéndole al taxista que era su hijo, y que estaba dormido.

Al llegar a casa, Marvin le dijo a la madre de Alex, Lilia, que el niño se había caído y golpeado fuertemente la cabeza. Lily inmediatamente decidió llamar a una ambulancia, pero Marvin también la atacó.

Después de una breve lucha, ella logró llamar a una ambulancia. Pero cuando llegaron los médicos, el cuerpo del niño ya estaba frío y no mostraba signos de vida.

La reanimación no funcionó, la tomografía mostró que Alex desarrolló una hinchazón en el cerebro y no pudieron salvarlo.

2

Un examen patológico demostró numerosos moretones y lesiones en la cabeza y el cuello del niño, que no podían haber sido el resultado de una caída.

Sin embargo, Marvin Aichinecho insiste en su inocencia. Cabe señalar que anteriormente había sido condenado por violencia.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo