Pequeño de 4 años está muriendo de cáncer; de pronto despierta y susurra estas 3 palabras

Lo que parecía una simple congestión nasal sin importancia se convirtió con rapidez en la peor noticia que los padres del pequeño Nolan, Ruth y Jonathan Scully, pudieron haber recibido. Su adorado hijo, de tan sólo tres años de edad ,fue diagnosticado con una extraña y agresiva forma de cáncer: Rabdomiosarcoma.

Fueron 18 meses de lucha intensa contra una enfermedad que no cedía. Con decisión y valentía, Nolan y sus papás enfrentaron al cáncer con toda sus fuerzas; pero en febrero de 2017, la enfermedad les venció y el pequeño Nolan se quedó dormido por última y definitiva vez en los brazos de su madre.

Los doctores dijeron a los Scully que no había ya nada que ellos podían hacer y que lo mejor era tratar que Nolan se sintiera lo mejor posible mientras empeoraba su situación y la enfermedad empeoraba irremediablemente.

Ruth compartió en redes sociales la conmovedora historia de los últimos momentos junto a su hijo:

“Me senté con él, puse mi cabeza junto a la suya y tuvimos la siguiente conversación:

Yo: Cariño, te duele al respirar, ¿cierto?

Nolan: Bueeeno… sí

Yo: ¿Tienes mucho dolor, no, cariño?

Nolan: (bajando la cabeza) Sí

Yo: Cariño, el cáncer apesta, no tienes que luchar más.

Nolan: ¿NO? ¡Pero lo haré por ti mami!

Yo: No cariño, ¿eso has estado haciendo, luchando por mami?

Nolan: Bueno, ¡claro!

Yo: Nolan Ray, ¿cuál es el trabajo de mamá?

Nolan: ¡Mantenerme a salvo! (Con una gran sonrisa)

Yo: Cariño, ya no puedo seguir haciéndolo aquí. La única forma es que puedo mantenerte a salvo en el el Cielo (Mi corazón destrozado)

Nolan: Así que, iré al Cielo y jugaré hasta que llegues ahí. Vendrás, ¿cierto?

Yo: ¡Por supuesto! No puedes deshacerte de mami tan fácil.

Nolan: ¡Gracias mami! ¡Jugaré con Hunter, Brylee, y Henry!”

Los siguientes días Nolan los pasó la mayor parte del tiempo durmiendo. Sus padres querían pasar una última noche juntos su hogar. Cuando el pequeño despertó ya tenían todo listo para ir a casa; pero él le dijo a su madre, tomando tiernamente su mano entre las propias:

“Mami, está bien; quedémonos aquí, ¿de acuerdo?”

El pequeño sólo trataba de hacer las cosas más fácil para sus padres, no quería complicar aún más las cosas. “Mi maravilloso héroe quería hacerme las cosas más fácil”, escribe Ruth es su facebook, y continúa:

“Aproximadamente a las 9 pm, mientras veíamos Peppa Pig, le pregunté a Nolan si podía darme un baño. No me había separado de él ni un momento, siempre estaba junto a él acariciándolo. Él dijo: ‘Mmmmm, de acuerdo mami. Dile a mi tío Chris que se siente junto a mi y me gire en esa dirección para poder verte’.

Me paré junto a la puerta del baño, volteé a verlo y le dije: ‘Continúa viendo cariño, volveré en dos segundos” Él me sonrió, cerré la puerta del baño. Me dijeron que en el momento en que lo hice Nolan cerró sus ojos y cayó en un profundo sueño, comenzaba el principio del fin.

Cuando abrí la puerta del baño, su equipo médico rodeaba su cama, todos se giraron a verme con lágrimas en los ojos. Me dijeron: ‘Ruth, está profundamente dormido; no puede sentir nada”. Le costaba respirar, su pulmón derecho estaba colapsado y su nivel de oxígeno había caído.

Corrí y me metí a la cama a su lado, puse mi mano en su mejilla derecha. Entonces un milagro que nunca olvidaré:

Mi ángel tomó un aliento, abrió sus ojos, me sonrió y dijo: ‘Te amo mami”.

Entonces giró su cabeza hacia mí, y a las 11:54 pm Rollin Nolan Sully durmió para siempre en mis brazos mientras yo le cantaba al oído ‘Tu eres mi sol”

El pequeño Nolan despertó de un coma para poder decir a su madre, con una sonrisa en su rostro, cuanto la quería. Se fue para siempre de este mundo pero se quedará para siempre en la mente y en los corazones de todos aquellos que lo conocieron, y a quienes cambió su vida con su actitud amorosa y servicial.

Es pequeño guerrero se merece todos los likes del mundo y mandemos
mensajes de amor a su mamá.

Esta historia logró conmoverme hasta las lágrimas; no puedo imaginar el dolor de perder a un hijo, y menos ante una enfermedad tan terrible y devastadora. Recuerda decir siempre a tus seres queridos cuanto los quieres, no des por hecho que ellos lo saben.

Comparte esta historia conmovedora y recuerda apoyarnos con un Me Gusta. Si tienes o conoces una historia similar nos encantará leerla en los comentarios.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo