A un niño de 7 años de edad lo insultaban llamándolo “monstruo” en la escuela. Así es como su papá lo defendió

Jackson Bezzant, de 7 años de edad, estaba terminando su desayuno en la escuela, cuando fue abordado por tres chicos mayores que comenzaron a burlarse de él, escribe littlethings. Lo llamaron “monstruo” y “feo”, mientras él los observaba con impotencia.

Afortunadamente, el ayudante del profesor se fijó en la situación y detuvo la cruel burla, antes de que fuera demasiado lejos.

Jackson nació con el síndrome de Treacher Collins, el cual es una enfermedad rara que afecta el desarrollo de los huesos y los tejidos faciales. Su audición y visión están deteriorados y él tiene que utilizar un audífono para la sordera.
1
Dan ha sido testigo en varias ocasiones de cómo su hijo, quien es un niño de buen carácter, ha sido víctima de burlas e intimidación.

Una vez, una mujer que estaba pasando al lado de ellos le dijo a su pareja: “¿Has visto su cara?”.

Cuando se enteró de lo que había sucedido en la escuela de Jackson, Dan decidió defender a su hijo públicamente a través de Facebook, y esto es lo que pasó.
2

He aquí sus palabras:
“Mi corazón está hecho pedazos ahora mismo… mi alma se siente como si estuviera desgarrándose de mi pecho… mi joven y hermoso hijo Jackson tiene que soportar una avalancha constante de comentarios despectivos e ignorancia como nunca había presenciado. Lo llaman feo y monstruo a diario. Él habla de suicidio… ¡pero no tiene ni siquiera 8 años! Dice que no tiene amigos y que todo el mundo lo odia. Los niños le tiran piedras y lo empujan, gritándole palabras terribles. Imagínate por un momento si se tratase de tu hijo. Tómate el tiempo para enseñarle a tus hijos cómo deben relacionarse con las personas especiales. Habla con ellos sobre la compasión y amor al prójimo. Su enfermedad se denomina síndrome de Treacher Collins. Pueden buscar información incluso. Ha sufrido una terrible operación, y le esperan más en los próximos años. En cualquier caso, podría seguir… pero, por favor, eduquen a sus hijos.

Por favor compártanlo. Nadie merece tal actitud hacia su persona”.

Dan no esperaba que su publicación sería compartida tantas veces en la red social Facebook. Pero eso fue lo que sucedió exactamente.

Ahora los niños de la escuela Jackson se han comunicado con él y su familia, con ganas de hacer amistad y protegerlo. Pero Dan quiere que los lectores sepan que él no culpa a los maestros de Jackson o a la escuela.

En cambio, dice, que la responsabilidad es de los padres, ya que ellos son quienes deben enseñar a sus hijos la bondad y la aceptación de las personas con discapacidades.
3
Gracias a esta publicación Dan conoció a los padres de dos niños que tienen el mismo síndrome y viven en su área. Ahora están planeando reunirse para pasar tiempo juntos.
4
Dan ha establecido un buzón para aquellos quienes gusten enviarle una postal a Jackson con los mejores deseos y palabras de apoyo…

Y ya está casi lleno.
5
¿Qué opinas sobre el acto del padre? Por favor, comparte la historia de Jackson con tus amigos en Facebook.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo