MUJER GOLPEA Y MUERDE A SU PERRO EN EL METRO – ENTONCES UN HOMBRE SE HARTA Y HACE LO ÚNICO CORRECTO

Las mascotas son la felicidad de la casa, una pequeña criatura que siempre tenemos que cuidar pero que solemos conservar porque nos alivian y ayudan, y siempre nos sentimos mejor con un compañero fiel a nuestro lado.

Hay todo tipo de mascotas, como gatos o perros, incluso hay mascotas más inusuales y curiosas como lagartos, cerditos, hámsteres o pajarillos. Pero cada vez que creamos un lazo con ellos sentimos una conexión muy profunda, como si fueran familia para nosotros.

Por esto cuando vemos que alguien maltrata a su mascota, o a cualquier animal, nuestra reacción instintiva es el rechazo. ¿Cómo puede alguien ser tan cruel con una criatura tan inocente e indefensa? Se han creado muchas campañas en contra del abuso animal de todo tipo, pero hay muchas personas que aún no aprenden a tratar mejor a los animales.

Entre muchísimos fenómenos grotescos de abuso animal, hay uno que ocurrió en Toronto que fue muy polémico para la ciudad. Quienes lo presenciaron estaban muy indignados, y la mujer que lo protagonizó se verá obligada a reflexionar profundamente sobre cómo debe tratar a los animales.

ESTA MUJER FUE MUY CRUEL CON EL PEQUEÑO PERRITO QUE CARGABA EN EL METRO

En el metro de Toronto ocurrió un incidente que quienes protagonizaron nunca podrán olvidar.

Una mujer que viajaba en el tren tenía un pequeño perro entre sus brazos. Esto no tendría que ser un problema, de no ser porque la mujer comenzó a comportarse de manera agresiva con el perro, golpeándolo y mordiéndolo aparentemente por diversión.

Pero el perro no reaccionaba bien ante las molestias de esta mujer: se retorcía y trataba de zafarse de su control, pero ella no lo soltaba. Se trataba de una escena muy grotesca, que horrorizó a quienes la contemplaban.

Uno de los hombres que viajaban en el tren perdió la paciencia eventualmente y le dice a la mujer que se detenga. Ella fingía no entender cuál era su problema, pero eventualmente el resto de los que tomaban este vagón se unieron en apoyo al hombre valiente que estaba ayudando al pequeño can.

Una persona acudió a buscar a seguridad, y la mujer fue detenida. Debido a que el perro no presentaba daño evidente, la policía parecía dispuesta a dejar que la mujer conservara al pequeño, pero los vídeos que grabaron quienes estaban en el tren demostraron que ella cometía actos de crueldad animal.

Es posible que la mujer no se diera cuenta de la magnitud de sus acciones, pues hay quienes se entretienen jugando de forma ruda con sus canes. Pero lo que hizo con este pequeño perro no tiene comparación, y llenó a todo el que lo contemplaba de indignación. Una cosa es jugar rudo, otra es cometer abuso animal.

Esperemos que ella haya aprendido su lección, y que el perrito víctima de sus crueldades haya logrado encontrar un dueño más adecuado y cariñoso.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo