Magnate ruso le hizo una boda a su hijo de 1.000 millones de dólares y esto ocurrió en ella

Casarse con su príncipe azul es el sueño de muchas mujeres; ellas esperan este día durante toda su vida. Seguro que ya se hacen una idea de cómo sería su boda y las decoraciones que utilizaría. Sin embargo, al enterarte de esta boda y como se realizó, seguro que sentirás un poco de envidia.

Es más, puede que hasta pienses que la boda que habías planeado no es ni el 1% de lo que esta fue. La pareja protagonista de la boda fueron Said Gutseriev de 28 años, y Khadija Uzhakhov de 20 años.

Ambos son de Rusia y su espectacular boda se celebró en Moscú, capital de dicha nación.

En realidad, su boda no sería una gran noticia a no ser por un pequeño detalle. Said es hijo del magnate kazajo Mikhail Gutseriev, cuya fortuna haciende a los 6,200 millones de dólares, según la revista Forbes.

Con un padre como ese, cualquiera podría tener una boda espectacular. Dicha pareja fue premiada por su padre-suegro. Como muestra de su aceptación y alegría que sentía por ambos, le permitió a su hijo gastar nada menos que 1000 millones de dólares en la ceremonia de boda.

Luego de la ceremonia, venia la celebración, que fue como la cereza en la cima del pastel. Dicha celebración contó con participaciones como la de Jennifer López, Sting y Enrique Iglesias.

En la siguiente fotografía podemos ver al novio junto a Sting con un ramo de flores frescas. El cantante charlaba con un chico muy educado, egresado de la universidad de Oxford.

Una novia muy humilde

La novia es una humilde estudiante de odontología de la universidad estatal de Moscú. La imagen muestra claramente que no cabía de la emoción el día de su boda. Y es que no era para menos, pues cuando solo en la boda gastan 1000 millones de dólares, te puedes dar cuenta de la persona con la que estas a punto de unir tu vida para siempre.

La boda se llevó a cabo en Safisa, un local de banquetes sumamente elegante de Moscú, Rusia. Todo el interior y exterior estaba decorado con muchas flores. Cuando decimos todo, es todo: fuente, paredes, pisos y hasta el techo.

En la celebración se incluyó un espectáculo de fuegos artificiales y un pastel de nada menos que 9 plantas. Otros han decidido llamar al pastel un verdadero condominio de bodas. Por su tamaño podemos hacernos una idea de la cantidad de invitados que habría en el evento.

Uzhakhov llevaba un vestido fabricado específicamente para ella y personalizado por Elie Saab. Según los rumores, el mismo pudo llegar a costar hasta 18 mil euros. También se comenta que su vestido fue importado desde parís y pesa alrededor de 12 kg. Por tal razón, la novia necesitó ayuda para subir las escaleras y hasta para ir al baño.

Un popular periodo ruso llamado Komsomolskaya Pravda informó que la boda contará con una segunda parte. El Encore se realizará en Londres, hacia donde los recién casados se dirigen. Allí tendrán su segundo día de bodas.

De acuerdo con los rumores, muchos esperan contar con la participación de sir Elton John y Beyonce. Estos realizaran un concierto privado para la pareja y sus invitados. Si esta no es la boda del año, está entre los primeros lugares. ¿Qué piensas de todo lo que se han gastado en su ceremonia? Déjanos saber por medio de tus comentarios. Recuerda compartir este artículo en tus redes sociales con todos tus contactos.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo