MADRE QUEDA EN SHOCK AL VER LA ESPALDA SANGRANTE DEL RECIÉN NACIDO – EL MÉDICO REVELA LO INCONCEBIBLE.

Muchas madres al enterarse de que están embarazadas y en 9 meses tendrán a su pequeño en los brazos, deciden tomar la decisión de cuidarse y hacer todo lo posible para que el bebé pueda nacer sano y fuerte. Para esto una futura madre cambia todos los hábitos acostumbrados.

No hay nada mejor que ir al médico especialista encargado de saber la salud y como se encuentra tu bebé dentro de la barriga, que él te pueda decir, que todo está bien y en perfectas condiciones. Esto causa mucha emoción y alegría para los padres de este futuro bebé.

Pero lamentablemente existen muchas enfermedades con la que pueden nacer los bebés que muchas veces son difíciles de detectar sino hasta el momento de su nacimiento.  Alguna de estas, que es poco común pero incluso posible es el nevo congénito.

Esta condición hace que un parche de piel color oscuro, se presente en el bebé al nacer o en su primer año de vida. Así le ocurrió al pequeño Dylan Little, al nacer los médicos se pudieron dar cuenta que algo malo ocurría en su cuerpo producido por el nevo.

DYLAN LITTLE DESDE SU NACIMIENTO TUVO EN GRAN PARTE DE SU CUERPO LAS LESIONES PRODUCIDAS POR EL NEVO

Hace 5 años, en el nacimiento de Dylan Little, los médicos de inmediatamente se dieron cuenta que algo no estaba bien. El 80% de su espalda y alrededor de su cuerpo, este recién nacido tenía unas grandes manchas oscuras, producto de la forma congénita de nevus.

Puede ocurrir que al padecer nevus congénito, los pacientes puedan llegar a padecer en algún momento de cáncer de piel. Pero no fue una decisión tan sencilla, debido que las manchas que tenía Dylan en la espalda eran de gran tamaño, los médicos debían operarlas en vez de extirparlas.

Por eso, al ver esto, los médicos decidieron tomar la decisión y explicarle a la madre del pequeño Dylan, que su hijo debía someterse a varias operaciones en su primer año. Pero no fue tan fácil ya que esta operación muchas veces puede llegar a ser complicada y en el caso de Dylan necesitaba un trasplante de piel de otras partes de su cuerpo.

Al pasar los años el pequeño Dylan fue sometido a diversas operaciones. En cierto punto, los médicos decidieron ponerle implantes mamarios bajo la piel sana, que, al quitárselos, pudiese servir para colocárselo en su espalda, por toda la piel sobrante que resultaba de esto.

Después de aproximadamente 26 operaciones, la mitad de las manchas de este pequeño, habían logrado ser operadas. Dylan, tiene que ser operado cada 3 o 7 meses dependiendo de la parte de su cuerpo que necesite ser operada. Sus padres todos los días rezan porque las manchas que Dylan tiene en su piel, no produzcan un cáncer en algún momento.

Dylan a pesar de esto, es un niño bastante feliz, querido por sus padres. Tanto él, cómo sus padres aceptan el aspecto diferente que tiene. Sus padres se sienten muy orgullosos de él y nunca se han avergonzado de su condición, más bien, lo consideran un pequeño luchador y esperan que siempre sea feliz.

Sin duda alguna este pequeño a pesar de ser diferente se acepta como es y nunca pierde la sonrisa de sus labios. Este dulce e increíble niño ha pasado por momentos difíciles, pero solo esperamos que al final todo resulte bien y que pueda tener una vida normal, ya que se la merece, sin lugar a dudas.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo