Los doctores nunca te dirán esto: ¡Cura tu glándula de tiroides con apenas un ingrediente!

Cura. La glándula tiroides, una glándula endocrina en forma de mariposa situada en la base del cuello, debajo de la manzana de Adán, es muy importante.

La glándula tiroides libera dos hormonas que tienen una influencia en todo el metabolismo.

Libera tiroxina, que afecta a casi todos los sistemas del cuerpo, así como triiodotironina, que afecta el proceso fisiológico en el cuerpo como el crecimiento, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y el metabolismo.

Hay dos tipos diferentes de trastornos de la tiroides:

Hipertiroidismo, que es la condición de hiperactividad de la glándula tiroides y por lo tanto la presencia de niveles excesivos de hormonas tiroideas. Estos son los síntomas más comunes:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Cambia los hábitos intestinales
  • Fatiga
  • Ansiedad e irritabilidad
  • Problemas menstruales
  • Palpitaciones
  • Sensación de calor
  • Pérdida de peso
  • Transpiración
  • Dificultades para dormir
  • Dificultad para centrarse en una tarea
  • Pensamientos acelerados
  • Olvido

– El hipotiroidismo es una condición de la reducción de la actividad de la glándula tiroides, que causa una falta de la hormona tiroidea, y estos son los síntomas más comunes:

  • Calambres musculares
  • Uñas quebradizas
  • Depresión
  • Aumento de peso
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Piel y cabello seco
  • Reducción del flujo menstrual
  • Hinchazón en la parte anterior del cuello
  • Olvido

Sin embargo, hay un remedio completamente natural que puede regular la función de la tiroides y mantener su actividad en un nivel óptimo. Si el mal funcionamiento de esta glándula es causado por la deficiencia de yodo, que es una de las principales causas, este remedio natural puede ser de gran ayuda:

Ingredientes:

  • 40 piezas de nueces verdes jóvenes
  • 1kg de miel orgánica

Instrucciones:

Primero, limpia las nueces, sécalas y usa una aguja para pincharlas. Luego, colócalas en una jarra, llénela con miel y deja el frasco en un lugar expuesto a la luz del sol. Déjalo allí por 40 días, y después almacena el remedio en una botella de cristal.

Uso:

Debes tomar 2 cucharadas de este remedio cada mañana y cada noche.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com/

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo