La madre no entendía por qué su hijo comenzó a ahogarse… ¡Ojo: Esto podría suceder en cualquier hogar!

A todos nos gusta que nuestro hogar huela rico, por ello siempre lo limpiamos y le proporcionamos buen olor a través de varios productos, ya sea a través de sprays o velas aromáticas.

Estas últimas además de brindar un buen olor al nuestro hogar, también le brinda una sensación de tranquilidad. Pero lo que no nos han contado es que dichas velas aromáticas pueden ser un peligro para la salud, sobre todo si tenemos a pequeños en casa.

Presta atención a la historia que te vamos a contar, para que tengas mucha precaución con las velas aromáticas.

Los peligros de las velas perfumadas para los bebés

Megan Badden, una joven mamá, adoraba distribuir estas velas por toda la casa, y tenerlas encendidas todo el tiempo. Un día, ella comenzó a notar una extraña falta de aire y tos en su pequeña bebita. Pero, solo cuando descubrió un extraño punto en la nariz de la bebe, mientras la amantaba, entendió la razón. Megan llevó a su pequeña al médico, quien confirmó sus sospechas. ¡Era el hollín de las velas!

A Megan le costaba creer que estas pequeñas velas, tan utilizadas por la mayoría de las personas, en cualquier parte del mundo, pudieran tener un impacto tan negativo sobre la salud. Por lo tanto, comenzó a buscar más información al respecto. Resulta que el hollín, no era lo peor… ¡Durante la combustión incompleta de la vela, se desprenden al medio sustancias tóxicas! Y lo peor: ¡Por esta razón (los puntos negros en la nariz) mueren, cada año, alrededor de 20.000 bebés, y eso sólo en Estados Unidos!

Cuando se calienta el aceite contenido en las velas, este se convierte en un producto muy peligroso para la salud. Entre sus componentes sobresale el limoneno, una sustancia extraída de la cáscara de los cítricos, que se utiliza ampliamente en perfumería. En principio, esta sustancia es completamente segura para los seres humanos, pero cuando se calienta a una temperatura de 300 grados o más, se disuelve e interactúa con el aire, formando nuevos compuestos, entre ellos, el formaldehído.

Los expertos también dicen que la situación se ve agravada por el doble acristalamiento en las ventanas modernas, lo que impide la ventilación. Por lo tanto, el formaldehído está mucho más tiempo en el apartamento. Así que, si decides no renunciar a las tan agradables velas aromáticas, después de su uso, debes ventilar bien el área. Además, no debes permitir que las velas estén encendidas por más de 3 horas al día. No obstante, si tienes hijos pequeños en casa, sería conveniente prescindir de estos aromatizantes y las varitas de incienso, por su bien.

Comparte esta información para que ninguna madre sufra el dolor que experimentó Megan Badden.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com/

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo