Frosting de melocotón

Si deseas una receta más natural puedes sustituir el extracto de melocotón por mermelada o por trozos de la fruta. Así le quedará también una textura más cremosa.

Para complementar y decorar los riquísimos y tan de moda cupcakes, para rellenar tartas o galletas… ¡o para comer a cucharadas! Son muchas las aplicaciones del frosting de melocotón, una vez que lo aprendas a preparar, ya nada será igual.

Receta de frosting de melocotón

Una delicia con todas las letras. Esta receta es muy fácil de preparar y sobre todo rápida. En cuestión de minutos tendrás la solución de todos los problemas culinarios dulces que existen. ¡No dudes en prepararlo!

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 140 g de azúcar glas
  • 15 ml de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de extracto de melocotón

Utensilios:

  • Recipiente
  • Varillas eléctricas
  • Tamizador
  • Recipiente
  • Papel film

Preparación:

cheesecake melocoton

  • Coloca la mantequilla en un recipiente y bate con varillas eléctricas a velocidad media, hasta lograr una consistencia cremosa. Tamiza el azúcar glas y vierte a la preparación anterior. Mezcla bien y echa el extracto de vainilla. Vuelve a batir durante 1 minuto aproximadamente (a velocidad rápida). Reduce la velocidad y bate por 6 minutos.
  • Incorpora el extracto de melocotón y cuando todo esté bien integrado, cubre con papel film. Lleva al congelador durante 3 horas.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 10 minutos + 3 horas de congelador.
  • Consejos: Si quieres que tu frosting sea más cremoso o con pulpa de fruta, puedes picar un melocotón pelado o bien añadir unas cucharadas de mermelada de melocotón antes de llevar al frío.

Otra opción de frosting de melocotón… para cupcakes

En este caso te enseñamos cómo se preparan los cupcakes de melocotón con frosting de la misma fruta. Riquísimo sabor para deleitar a toda tu familia. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes:

Para los cupcakes de melocotón:

  • 230 g de harina
  • 180 g de azúcar
  • 120 g de mantequilla
  • 3 huevos
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 ml de leche
  • 2 melocotones

Para el frosting de melocotón:

  • Los mismos que la receta anterior

Utensilios:

  • Bandeja y cápsulas para cupcakes
  • Tamizador
  • Recipientes
  • Cuchillo
  • Varillas eléctricas

Preparación:

  • Precalienta el horno a 180 °C y prepara una bandeja con las cápsulas de cupcakes. En un recipiente tamiza la harina y la levadura. Reserva. Pela los melocotones y pícalos lo más pequeños posible.
  • Bate la mantequilla con el azúcar hasta que se mezclen bien. Añade uno a uno los huevos y bate bien hasta que se integren. Echa la mitad de la harina y bate a velocidad baja. Vierte la leche y el extracto de vainilla. Agrega la harina restante y sigue removiendo. Por último pon los melocotones picados y remueve.
  • Reparte la preparación en las cápsulas para cupcakes. Recuerda dejar 1/3 del recipiente vacío. Pon en el horno y cocina cerca de 25 minutos (hasta que estén dorados). Retira del horno y deja enfriar en la rejilla mientras preparas el frosting de melocotón (siguiendo la receta anterior). Unta cada uno y lleva a la nevera 1 hora para que se endurezca.

Datos de interés

cobbler melocoton

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 45 minutos de cupcakes + 10 minutos de frosting + 1 hora de nevera
  • Consejos: Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente al momento de preparar la receta. Pon la crema de melocotón en una manga pastelera para que sea más fácil decorar los cupcakes (y además te queden más bonitos). Reserva unos trocitos de melocotón (según la cantidad de magdalenas que hagas) y finaliza tu decoración poniendo encima del frosting. ¡Un excelente detalle!
  • También puedes preparar cupcakes helados para que el frosting quede bien congelado. Una vez que terminas la decoración, en lugar de ponerlos en la nevera, los llevas al congelador. ¡Una delicia bien fría para el verano! No hace falta que compres helados en la tienda, lo puedes preparar tú mismo y ofrecer a tu familia una opción más saludable y natural.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com/

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo