ESTUDIO CIENTÍFICO AFIRMA QUE CUIDAR A LOS NIETOS AYUDA A PREVENIR LA DEMENCIA.

Los abuelos son una parte importante en la vida de casi cualquier persona. Todos los que hemos tenido la oportunidad de convivir con ellos cuando apenas empezábamos a caminar y dependíamos de una persona que nos cuidara, recordamos anécdotas muy divertidas acerca de ellos y las cosas que realizaban con nosotros.

Es muy común que las personas ocupen gran parte de su día en actividades laborales y aquellos con hijos muy pequeños, deban recurrir a alguien que los cuide. Saben que un abuelo siempre estará dispuesto para su nieto y poder ofrecer una ayuda a su hijo. Eso hace que el abuelo forme parte indispensable en la crianza del niño.

Hay quienes afirman que eso pudiera ser un abuso, que los abuelos deben disfrutar su etapa mayor descansando en solitario o en compañía de gente de su edad con quienes pasar el rato. Sin embargo nada más lejano a la realidad.

Estudios recientes confirman que ese cuidado es un beneficio mutuo, al estar con sus nietos previenen graves enfermedades mentales comunes a esa edad. Además en lo personal se sabe que los abuelos disfrutan al máximo cada segundo que pasan con su familia y con un pequeño al que puedan contarle sus experiencias y anécdotas de vida.

LA FELICIDAD DE LOS ABUELOS ES BENEFICIOSA PARA SU SALUD

Más allá de lo beneficioso para el niño el pasar ratos aprendiendo al cuidado de sus abuelos y pasando tiempo con ellos, hay que destacar el impacto positivo que tiene para el abuelo el poder realizar actividades con su nieto.

La sociedad norteamericana de menopausia realizó estudios con más de un centenar de mujeres australianas con edades que oscilaban por 57 y 68 años. Pudieron concluir que aquellas que cuidaban al menos una vez a la semana a los nietos reducían el padecimiento de males como la demencia senil o Alzheimer y evitaban el deterioro cognitivo.

También se determinó que el lazo de cariño entre abuelos y nietos liberan una hormona denominada endorfina, la cual se relaciona con la felicidad y hace sentir a los abuelos más útiles, satisfechos, queridos y felices.

Es muy importante destacar que todo en exceso llega a ser perjudicial, los abuelos no están en condición física para cuidar a niños por largos períodos de tiempo. Aquellos que cuidaban a sus nietos más de 5 días continuos, podían presentar una aceleración en el padecimiento de enfermedades crónicas.

Por lo tanto, si quieres que los abuelos no lleguen a enfermarse tan rápido, pasar tiempo con sus nietos y hacer actividades que los hagan felices es una muy buena solución.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo