Estas son las 7 razones peligrosas por las que los hombres casados se buscan una amante

Generalmente, cuando una pareja inicia una relación, todo marcha perfecto. Los detalles, las palabras y las acciones, todo parece sacado de una película de romance y amor. Sin embargo, con el paso de los años esas cosas van cambiando y va desapareciendo el enamoramiento.

Es en este momento cuando muchos hombres deciden probar fuera de su matrimonio. ¿Por qué no se conforman con su pareja y se buscan una amante? Aquí te lo contamos.

Inicialmente, podemos decir que hay muchas razones por las que un hombre hace estas cosas. Por ejemplo, puede que haya comenzado una vida matrimonial que, con el tiempo se convirtió en una familia. Sin embargo, ellos quieren volver a los 20, salir con amigos, tomarse unos tragos, llegar a las 2 AM. Pero no tienen el valor de terminar su relación o le tienen miedo a la soledad y el qué dirán. Llegados a este punto, tratan de salir de este tormento refugiándose en una amante. A continuación, te dejamos algunas razones más específicas por lo que involucran a alguien más en su relación.

Mayor tiempo de diversión

Esta es una de las principales razones por las que un hombre decide refugiarse en una amante. Y es que, con ellas pueden experimentar y hacer cosas que no haría con su esposa. Un estudio realizado en la universidad de chicago afirma que el 80% de las parejas tienen relaciones varias veces al mes. Pero con el tiempo, esto cambia y se hacen menos frecuentes.

Durante el primer año, el enamoramiento y el deseo están bien presentes en la relación. En este caso, las hormonas tienen mucho que ver. Pero con el paso de los años, parece que se crea una barrera cada vez más alta entre ambos. Después, se empiezan a cuestionar sobre su relación y uno de los dos pierde su encanto en la cama.

Huir de la monotonía

Según cierto diario, los hombres buscan una amante para romper la rutina. Con el tiempo, se cansan de llegar a casa, ver a su esposa y sus hijos en lo mismo, y tener que ayudar en los quehaceres. Es aquí cuando tratan de romper la monotonía con una amante. Les encanta sentir la intriga de lo que pasará más tarde. Además, se las ingenian para visitarla en su casa, restaurantes, hoteles y… el resto es historia.

Un poco de picardía

Cuando estaban comenzando su relación, eran días únicos, especialmente para ellos. Muchos no logran superar la sensación que tenían en esos días. Esta etapa los ayudó a descubrirse, a conocerse mejor. Pero todo esto desaparece luego que las parejas se conocen bien. Puesto que ellos quieren seguir teniendo esta sensación, empiezan a tenerla con una tercera persona.

Buscan más atención

Una vez hay una familia, las muchas obligaciones, el trabajo y los niños le restan atención a la pareja. Es normal que esto suceda, pero debe haber un equilibrio, de lo contrario, sentirá que se ha perdido el interés. Si ellos piensan que ya su esposa no los atiende como debería, puede que empiece a buscar la atención en otro lugar.

Quiere sentir adrenalina

Esto es algo que pudieran conseguir perfectamente arrojando se un paracaídas o practicando deportes extremos.

Sin embargo, una amante es mucho más asequible para muchos de ellos. Además, la atracción por lo prohibido es algo a lo que pocos se pueden resistir. El sentir que pueden ser descubierto y perderlo todo les hace sentir mucha adrenalina.

Disponibilidad

Una de las razones por las que se les llama amante, es porque siempre están disponibles. A ellas nunca las verás desarreglada o con mala cara. Al contrario, siempre están bien arregladas, con deseo de hacerlo feliz y recibir todo su consentimiento. Casi siempre están en casa y ofrecen momentos que difícilmente tendrían con la esposa.

Cero problemas

A la amante nunca se la escuchará dándole quejas al hombre sobre los niños o la falta de dinero. Su única intención es complacer al hombre en todo lo que quiera, sin exigirle ni darle complicaciones. Ellas simplemente se conforman con lo que tienen de él.

Ahora que ya sabes cuales son las razones por las que un hombre busca a una amante, ataca este problema. Es cierto que una infidelidad nunca es justificada. Sin embargo, si sabemos que puede motivar a que esta ocurra, podemos tratar de evitarlo.

Por eso, reflexiona en las razones por las que un hombre puede ser infiel y trata que nunca tenga dichas razones. Para que tus amigas también cuiden su relación de pareja, comparte esta información en tus redes sociales.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo