Desaparecía por las mañanas con un mazo y volvía en la noche, 20 años después descubrieron esto

El mundo es tan grande que existen historias muy maravillosas, algunas que nos dejan una gran lección de vida y otras que tienen finales increíbles.

Por ello hoy les vamos a contar la historia de Dashrath Manji y su esposa que pasaron por una experiencia muy dolorosa, pero debido a su gran fuerza de voluntad lograron salir adelante.

Te invitamos a que leas con detenimiento la historia que te vamos a compartir a continuación, seguramente quedarás sorprendido.

La historia de Dashrath Manji y su esposa

Ambos vivían en un pequeño pueblo de la india, muy lejos de la ciudad. Cierto día, Dashrath se enfermó de gravedad, por lo que debía acudir al hospital. El único problema era que en el pequeño pueblo no había ninguno.

Para poder recibir atención médica, ambos debieron emprender un largo viaje a la cuidad. Por ser muy pobres, no tenía un medio de transporte para llegar allá. Por eso, debieron emprender el viaje de unos 80 kilómetros a pie.

Lo que más le molestaba a Dashrath era que el viaje sería mucho más corto, de no ser por una gran montaña. Para poder llegar a la cuidad, debían de rodearla, lo que extendía el camino tantos kilómetros. Puesto que su esposa también tenía ciertos problemas, no soportó el viaje y terminó muriendo.

Eso devastó a Dashrath y le dejó una profunda herida. La rabia y la pena se apoderaban de él y en ocasiones sentía que se estaba volviendo loco. Pero dicha tragedia lo lleno de coraje y valor para hacer una gran hazaña. La idea que le vino a la mente, muchos la catalogarían como algo loco, pero este sería su nuevo objetivo el resto de su vida.

Él empezó a reunir varias herramientas como mandarrias y cinceles. Con ellas planeaba hacer un camino que atravesara la montaña. No quería que otras personas sufriera lo que el sufrió por culpa del largo viaje a la ciudad ¡Construiría un camino que atravesara esa montaña a como dé lugar!

Todos los días, motivado por su dolor, Dashrath se perdía en la montaña excavándola incansablemente. En las noches regresaba a su hogar hambriento y muy cansado. Esta rutina la cumplió religiosamente durante 22 años. Poco después, para el año 2007, viejo y satisfecho en vida, terminó muriendo.

No obstante, su trabajo no fue en vano, ya que muchos se benefician de él. Hoy, la carretera que construyó crea un hermoso paisaje que atrae a muchas personas. Esta tiene 7.6 metros de alto, 9 metros de ancho. Gracias a su labor, su pueblo y los pueblos aledaños se han beneficiado mucho.

Aunque al principio fue tachado como loco, hoy se recuerda a Dashrath como un verdadero héroe. Frustrado por la muerte de su querida esposa, consiguió la fuerza de voluntad para lograr esa gran hazaña.

Fuente de la información: http://unidosensalud.com

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo