Por fin se descubrió la cura de la artritis, el reumatismo y enfermedades de las articulaciones

Si sufres de artritis, reumatismo o alguna otra enfermedad de la articulación, este articulo te será de mucha utilidad, ya que en él te mostraremos una receta que se ha hecho súper famosa, por su eficacia y por los rápidos resultados que se pueden obtener con la misma. Además esta receta se prepara con productos totalmente naturales.

cura-del-artritis

Esta receta ha sido creada y utilizada por un germano-estadounidense llamado Ernst Günter, el cual actualmente es padre de una iglesia.

Para que el remedio tenga su mayor efecto, te pedimos de por favor que sigas el paso a paso que te mostraremos más abajo para hacer la receta y la manera en la que la debes de utilizarla. Algo que te pediremos a cambio de esta receta curativa, es que por favor nos deje saber cómo te fue con ella en los comentarios.

Cabe destacar que esta mezcla debes ponértela en los lugares donde sientas dolor, ya que actuara específicamente donde está el problema.

Ingredientes:

Cebollas

Papa

Linaza

Preparación y modo de uso:

Tienes que poner en 3 onzas de agua, remojar una cuchara completa de semillas de lino. Se recomienda cocinar durante 10 minutos hasta que se vuelvan una mezcla las semillas de lino.

El siguiente paso es lavar las papas con todo y cáscara. También lava la cebolla. Luego cuando se enfrié el agua con la linaza, agrega la papa y la cebolla, y mézclalo todo junto. Y por último escurre el exceso de líquido de la mezcla.

Si tienes problemas con los dedos del pie, los dedos de la mano o los talones, pon la mezcla en unos calcetines limpios o guantes, y luego póntelo en las manos o los pies y envuélvelo en una bolsa, de modo que el exceso de líquido no pueda salir.

Ahora bien, cuando se trata de otras partes del cuerpo como la columna vertebral, las costillas, las caderas, rodillas, etc. Te recomendamos que primero pongas la mezcla en una gasa y luego colócala en la zona afectada, envuelve toda la zona con una venda para que se concentre en la zona afectada. Tienes que tratar de mantener la gasa durante la noche y lavar con jabón y agua en la mañana.

Si la cebolla tiene algún efecto secundario no deseado, como enrojecimiento o irritación en la piel, primero puedes untar un poco de aceite de oliva o simplemente puedes envolver la mezcla con un poco más de gasa.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo