Guía completa para poder dejar de fumar

La verdad que son alarmantes las estadísticas de mortalidad por el tabaquismo, según la organización mundial de la salud indica que el tabaco llega a matar hasta la mitad de sus consumidores.

Pero eso no es todo, gracias al consumo del tabaco mueren alrededor de casi 6 millones de personas, de las cuales más de 5 millones son consumidores directos del tabaco y más de 600 mil son personas que no son fumadores pero que han sido expuestos al humo del tabaco ajeno.

Luego de conocer esos datos, podrás darte cuenta que no solo tu vida peligra, sino que también la vida de los que te rodean.  Querido lector si usted es un consumidor de tabaco te recomendamos leer esta guía, ya que en ella encontraras consejos y técnicas prácticas que te llevaran al éxito en tu meta de dejar el tabaco.

Dejar de fumar es fácil si sabes como

Hay un sin números de maneras o métodos para dejar de fumar, al igual que muchos recursos para ayudarlo a conseguirlo. Sus familiares, amigos y compañeros de trabajo pueden servir de ayuda para lograr que alcance esta meta. Pero para tener éxito, usted en verdad tiene que tener el deseo de dejar de fumar.

Hay estudios que se han realizados que indican que la mayoría de las personas que han podido lograr dejar de fumar de manera exitosa, lo intentaron al menos una vez sin éxito en el pasado. Por tal motivo, trate de no ver los intentos pasados como fallidos o fracasos. Véalos como experiencias que le sirven de aprendizaje.

Es bueno que sepa que dejar de fumar o dejar de usar el tabaco que no se fuma es una tarea difícil si no sabe cómo hacerlo (en esta guía aprenderá como hacerlo).

Síntomas después de dejar de fumar

Algo importante que debe de conocer es que cuando este en el proceso de dejar de fumar, experimentara unos síntomas que se conocen como síntomas de abstinencia. Los cuales son los siguientes:

  • Un inmenso deseo de nicotina.
  • Problemas de concentración o atención.
  • Frustración, ansiedad, inquietud, tensión o impaciencia.
  • Somnolencia o problemas para dormir.
  • Incremento del apetito y aumento de peso.
  • Dolores de cabeza.
  • Irritabilidad o depresión.

Es de mucha importancia que sepa que va a depender de la cantidad de tiempo por la que usted fumó y también la cantidad de cigarrillos que fumaba al día, la gravedad de los síntomas.

¿Estás preparado para dejar de fumar?

Lo primero que debe de hacer es fijar la fecha para empezar. Esta es la fecha en la que dejara de fumar por completo. Es recomendable que antes de esa fecha, valla reduciendo el consumo del cigarrillo. Tenga presente que no existe un nivel seguro de consumo de tabaco.

Realice una lista en la cual usted indique las razones por la cual quiere dejar de fumar. En esta lista también incluya los beneficios que obtendrá, tanto a corto como a largo plazo.

Debe de identificar los momentos en los que es más propenso a fumar. Por ejemplo, ¿Tiende a fumar cuando está tomando café o alcohol? ¿Cuándo está estresado? ¿Cuándo sale en las noches con amigos? ¿Cuándo está conduciendo? ¿Cuándo está aburrido? ¿Inmediatamente después de una comida o de tener relaciones sexuales? ¿Mientras está viendo televisión o jugando cartas?  ¿Cuándo está con otros fumadores? ¿Durante un descanso en el trabajo?

Comunique a todos sus familiares, compañeros de trabajo y amigos el plan que tiene para dejar de fumar. Infórmeles la fecha en la que lo hará, de esta manera ellos lo apoyaran y ayudaran cuando usted se sienta malhumorado o deprimido.

Algo que no debe dejar de hacer es deshacerse de todos los cigarrillos justamente antes de la fecha en la que va a dejar de fumar. Haga una limpieza profunda de todo lo que usted tenga con olor a humo, como prendas de vestir y muebles.

Realice un plan que le ayude con su objetivo

En los momentos en los que es más propenso a fumar, planifique que actividades o hábitos realizara para sustituirla por la fuma de cigarrillos.

Trate de ser lo más específico posible. Un ejemplo de esto es que si en el pasado fumaba mientras tomaba una taza de café, en vez de tomar café ahora tome té. Es posible que el té no libere el deseo por un cigarrillo. O, cuando se sienta estresado, dé un paseo en vez de fumar un cigarrillo.

Tire a la basura los cigarrillos que tiene en su automóvil. En su lugar coloque caramelos o galletas.

Encuentre actividades que le ocupen la mente y las manos, pero que no sean agotadoras ni engordadoras. Los juegos de computadora, solitario, coser, tejer y hacer crucigramas pueden ayudar.

Si normalmente usted fuma luego de comer, encuentre otras maneras de finalizar una comida. Levántese y haga una llamada, coma un pedazo de fruta o dé un paseo.

Cambie su estilo de vida

Realice cambios en su estilo de vida. Estos cambios pueden ser cambiar su horario y hábitos diarios. Desde comer en horas diferentes o consumir varias comidas pequeñas en vez de tres grandes, hasta sentarse en una silla diferente o mejor aún en un cuarto diferente.

De satisfacción a sus hábitos orales de formas diferentes. Puede comer apio u otro refrigerio bajo en calorías, chupar una rama de canela, masticar goma de mascar sin azúcar o fingir que fuma utilizando una pajilla en la boca.

Es muy recomendable que haga más ejercicio. Puede realizar una rutina para montar bicicleta, correr o caminar. El ejercicio le ayudara a aliviar las ganas de fumar.

Establezca metas

Póngase metas para dejar de fumar a corto plazo y cuando las logre recompénsese. El dinero que normalmente gastaba en un día comprando cigarrillos póngalo en una alcancía o frasco. A modo de recompensa gaste ese dinero en algo que le guste.

Tome las cosas con calma, un día a la vez, ya que es bueno que evite pensar en todos los días que le esperan en los que tendrá que evitar fumar.

Muy importante que sepa que tan solo una fumada o un cigarrillo harán que el deseo por los cigarrillos sea mucho más fuerte. Sin embargo, en este proceso suele ser normal cometer errores. Por tal motivo, si tuvo una recaída y fumó un cigarrillo, no quiere decir que tendrá que fumar el próximo, sino que puede recapacitar.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo