COCINARON 1000 PLATOS DE COMIDA PARA LAS VÍCTIMAS DEL HURACÁN – PERO A NADIE LE IMPORTA.

Después de la arremetida del huracán Harvey en Texas, Estados Unidos, organizaciones privadas, un grupo de voluntarios, empresarios y hasta restaurantes, colaboraron para ayudar a la gran cantidad de personas que resultaron afectadas por el fenómeno natural.

La sociedad civil se organizó para disminuir las secuelas del desastre, lo que demostró que ante las situaciones difíciles los seres humanos podemos prestar una mano amiga y somos compasivos con los que más lo necesitan.

Más de 50 personas murieron a causa de Harvey y miles de ellas tuvieron que huir de sus hogares, es por eso que los dueños del restaurante Sake Sushi Bar and Lounge en la zona de Port Arthur, Texas, tuvieron una iniciativa para ayudar a las víctimas.

Phe Nguyen y Binh Nguyen, testigos oculares del desastre, no dudaron en ayudar a otros, habilitaron su propio restaurante de noche y de día para ofrecerle comida a las personas afectadas y lograron cocinar más de mil comidas durante un solo día.

UNA NOBLE LABOR QUE NO FUE RECONOCIDA, Y VAYA QUE ERAN BASTANTES PLATOS DE COMIDA

A pesar de que la acción puede catalogarse como una de las más nobles, dicha información nunca fue reseñada por los medios de comunicación, quienes ignoraron ese demostración de ayuda humanitaria. Los Nguyen no se preocuparon por esto, ya que diariamente recibían aplausos de las personas más necesitadas.

Sin embargo, el hijo Phe Nguyens, Keith, sintió que debía dar a conocer, a través de las redes sociales el importante gesto que realizaban. Afirmó que tanto su padre como su tío eran personas humildes que solamente sabían ayudar a las personas afectadas, por lo tanto, merecían la atención del mundo.

Pidió que las próximas personas que visitaran la zona, paren en el restaurante y demuestren su apoyo con los trabajadores que hicieron posible tal acción, ya que es un gesto que fomenta la unión en las personas.

Este mensaje fue compartido en Facebook más de 400.000 veces causando un gran efecto positivo y hasta la fecha ha logrado un millón de interacciones de personas que se sienten agradecidas por el enorme gesto. Si te gustó esta historia, no dudes en compartirla con tus amigos y así demostraremos que los seres humanos podemos ser bondadosos.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo