Cómo hacer aceite de coco: para ahorrar y tener siempre el aceite de coco en casa

El aceite de coco hoy en día ha tomado mucha relevancia, esto debido a que se han descubierto una gran cantidad de beneficios y por ende, cada vez son más las marcas que se dedican a fabricarlo.

Si bien no es muy costoso comprarlo, no es tan fácil prepararlo desde nuestra casa, de esta manera siempre tendremos a disposición y utilizarlo cuando sea necesario.

Estudios han demostrado que el consumo regular de una cuchara de sopa de aceite de coco esta diariamente acelera el proceso de pérdida de peso y promueve la salud del corazón. Así que presta mucha atención al método de preparación y te sorprenderás lo sencillo que es.

Cómo hacer aceite de coco desde casa

Ingredientes:

2 cocos enteros (tamaño medio)

1,5 litro y medio de agua filtrada

Método de preparación:

El primer paso es muy sencillo, debes empezar en rallar los cocos.
Posteriormente deberás colocar el agua e ir amasando con las manos para extraer la leche.

Con un paño de algodón limpio, colar la leche

Coloque en una olla y lleve a la heladera por 24 horas.

Pasado este tiempo, se observa la formación de una parte sólida con la grasa de coco.

Tome esta parte sólida y lleve al fuego bien bajo para derretirla.

Cuando esté completamente derretido, apagar el fuego y sírvela/filtre el aceite con un colador bien fino.

Almacene en un vidrio con tapa.

Guarde en la nevera para aumentar la durabilidad de la misma, que es alrededor de un año.

Beneficios del aceite de coco

Te ayuda a bajar de peso: ¿Sabías que el aceite de coco es la única grasa que no te sube de peso sino que, al contrario, te ayuda a quemar calorías? Los triglicéridos de media cadena son los responsables de este increíble beneficio, ya que incrementan la energía en el cuerpo. Adicionalmente, un estudio reciente reveló que acelera el metabolismo y disminuye el apetito.

Desarrolla tus músculos: Los triglicéridos que mencionamos en el punto anterior son ideales para ayudar a desarrollar los músculos. ¿Cómo implementarlo en tu dieta? Incorpora 3 cucharadas de aceite de coco en tu batido o smoothie matinal y prepárate para lucir estupendo.

Previene el Alzheimer: El cerebro de una persona con Alzheimer no es capaz de producir su propia insulina. El aceite de coco produce quetones que actúan como una energía sustituta de la insulina y ayudan a reparar las funciones cerebrales. Además ayuda a mejorar tu memoria.

Es antibacterial: El ácido láurico presente en el aceite de coco combate bacterias, virus y hongos, por lo cual previene infecciones tanto internas como externas.

Mejora tu digestión: El aceite de coco ayuda a que el cuerpo absorba vitaminas de grasa soluble, calcio y magnesio. Además si lo consumes con ácidos grasos de Omega 3, su efectividad se duplicará.

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo