10 SÍNTOMAS DE TIENES LOS NIVELES DE AZÚCAR EN SANGRE PELIGROSAMENTE ELEVADOS

Muchas veces escuchamos ese dicho popular “de lo bueno, poco; dos veces bueno”. Esto quiere decir nada más y nada menos que todo lo que se manifiesta en exceso pasa a ser malo.

Y si aplicamos este dicho popular a cuestiones que tienen que ver con la salud podemos ver de manera clara que todo aquello que tiene un lado positivo puede convertirse en negativo si no estamos atentos a cómo nos conducimos.

La glucosa es lo que comúnmente llamamos el azúcar en la sangre. Esto se adquiere a través de los alimentos que consumimos que luego se transforman en nuestra principal fuente de energía por parte de las células. Pero si los niveles de azúcar exceden los índices normales muchos problemas serios de salud pueden originarse a raíz de esto, como por ejemplo la diabetes y todas las complicaciones que esto acarrea.

La diabetes es una enfermedad que tiene como principal característica elevados índices de azúcar en la sangre. Y es común para las personas afectadas por esta enfermedad tener que seguir una dieta especial, practicar actividad física y ajustarse a un tratamiento con medicamentos.

Es por eso que mantener una alimentación adecuada y adquirir hábitos saludables de vida mantienen esta clase de enfermedades alejadas para no propiciar que las complicaciones generen otros problemas de salud mucho más serios y mucho más graves.

La diabetes se manifiesta con determinados síntomas. Presta atención a estos indicadores:

– Deseos de orinar de manera frecuente, sobre todo por las noches.

– Falta de concentración.

– Boca seca.

– Sed intensa.

– Impotencia.

– Cicatrización lenta de heridas.

– Visión borrosa.

– Infecciones a repetición.

– Escozor en la piel.

– Aumento de apetito.

– Cansancio y fatiga permanentes.<

– Problemas estomacales.

– Aumento de peso injustificado.

– Problemas nerviosos.

¿Cómo se controla la glucemia?

Los índices de glucemia varían a lo largo del día pero un factor determinante son los alimentos que ingerimos de la mañana a la noche. El índice glucémico (IG) de cada alimento indican que tan aptos son para consumirse si el caso es que tenemos altos niveles de glucemia.

En una escala del 0 al 100 algunos alimentos son más saludables que otros y bueno conocerlos para incorporarlos con mayor frecuencia a nuestra dieta o para evitar ingerirlos de manera frecuente.

Veamos los alimentos que se encuentran dentro de un rango de 0 a 54 y que puedes consumir de manera diaria.

Los siguientes elementos son permitidos respetando las siguientes cantidades:

– 100 g de: brócoli, nueces, cerezas, anacardos, yogur, espaguetis, uvas verdes, guisantes.

– 1 unidad de: huevo, cebolla de tamaño mediano, salchicha de pavo, manzana de tamaño mediano, zanahoria grande, naranja de tamaño mediano, pomelo grande, plátano grande.

– 220 ml de jugo de tomate, jugo de piña.

Agreguemos a la lista los alimentos que oscilan entre los 55 y los 70 que debes consumir de manera moderada y siempre dentro de estas cantidades:

– 100 g de: arroz integral, harina de avena, arroz blanco.

– Una cucharada de miel.

Finalmente, los que están en la escala que van de 70 a 100. Estos son los alimentos que debes evitar para no poner en riesgo tu salud:

– Hasta 50 g de azúcar.

– 50 g de palomitas de maíz.

– 1 dona cubierta con azúcar.

– 1 torta de arroz.

– 1 papa al horno de tamaño mediano.

Principalmente, además de reducir el azúcar en los alimentos es importante prestar atención también a los carbohidratos que se ingieren, y también incorporar actividad física a nuestra rutina diaria.

El ejercicio físico necesita de la glucosa para administrar la energía y consumirla en caso de que se encuentre en exceso en su sangre y es una forma de evitar ingerir tantos medicamentos. Los últimos estudios realizados en relación a la diabetes indican que la actividad física es vital para minimizar los riesgos de la diabetes y evitar complicaciones mayores.

Bajar de peso es otra buena estrategia para reducir los índices de glucosa en la sangre. No olvidemos que el sobrepeso y obesidad son la antesala para la diabetes.

Los alimentos que contienen fibra son ideales para contrarrestar los efectos de los altos índices de glucosa en sangre, y es por eso que te recomendamos consumir con mayor frecuencia frutas, verduras, legumbres y granos.

También es importante mantenernos hidratados. Si bien todos los líquidos que se consumen ya sea en caldos, en jugos, en ensaladas puede vías de todo tipo nada reemplaza el agua. Incorpora el agua a tus hábitos alimenticios habituales.

Otra buena idea es incorporar alimentos que contengan particularmente altos índices de cromo y magnesio. Encontramos el cromo en alimentos como: yema de huevo, salvado de trigo, granos enteros, frutos secos, café, brócoli, judías verdes y carne.

En cuanto al magnesio te recomendamos consumir: verduras de hoja verde, pescado, porotos, plátanos, cacao y granos enteros.

Evita las situaciones de estrés que están íntimamente ligadas con el incremento de niveles de glucosa en sangre y adoptar hábitos sanos como dormir la cantidad de horas necesarias y evitar trasnochar.

Asimismo, no podemos descartar los beneficios que aportan para nivelar los índices de azúcar en la sangre, el vinagre y la canela. ¡No dejes de incluirlos!

¡Comparte con tus amigos!

Si este articulo te ha gustado compártelo